viernes, 3 de agosto de 2018

HHhH de Laurent Binet

HHhH
Laurent Binet
9788467246803
Disponible en español
Editorial Círculo de lectores
Encuéntralo en Goodreads



Valentía

Esta historia me llegó por los comentarios muy positivos de Jan de Trotalibros y además que pude leer este libro ya que él mismo muy amablemente me lo regaló. Pude acercarme a una de las grandes historias —de las miles— que sucedieron en la Segunda guerra mundial.

«La bestia rubia» «El carnicero de Praga» «El hombre con el corazón de hierro» —este último dado por el propio Hitler—, son varios de los apodos que le acuñaron. Muy diferente del niño con voz aguda que molestaban llamándole «La cabra». El titulo de la novela son las siglas de la expresión alemana Himmlers Hirn heißt Heydrich: «El cerebro de Himmler se llama Heydrich» y se refiere al que es considerado uno de los hombres más inteligentes, peligrosos y despiadados del tercer Reich: el Obergruppenführer (Teniente general) Reinhard Heydrich. Jefe de la RSHA (Oficina central de seguridad del Reich) y segundo al mando de la SS. La RSHA fue creada por el Reichsführer-SS Heinrich Himmler (antiguo criador de gallinas) y es el resultado de la fusión de la Geheime Staatspolizei (Gestapo), el Sicherheitsdienst (SD), la Sicherheitspolizei (SiPo) y la Kriminalpolizei (KriPo). Designado posteriormente como Reichsprotektor de Bohemia-Moravia (hoy la República Checa), Heydrich se proclamó también como uno de los artífices de la solución final y fue uno de los responsables directos del Holocausto.

El terror reinaba en el Protectorado. El gobierno checo en el exilio en Londres observaba con impotencia como los nazis controlaban Checoslovaquia y asesinaban a su gente. Había que hacer algo. Por eso en 1942, dos miembros de la Resistencia aterrizaron en paracaídas cerca de Praga con una misión secreta. Los soldados Jan Kubiš (checo) y Jozef Gabčík (eslovaco) fueron encargados de la Operación Antropoide, que se trataba ni más ni menos de asesinar al carnicero de Praga, a Reinhard Heydrich.

Jan Kubiš y Jozef Gabčík.

Siempre es muy gratificante conocer más historias de la Segunda Guerra Mundial, esos años que han sido tan fructíferos para la ficción y la no ficción. El autor, el profesor francés Laurent Binet, apasionado por estos hechos hasta límites cuestionables, se decidió investigar a fondo la historia de los hombres checos que arriesgaron sus vidas para ayudar a su patria. Pero hay que anotar que esta no es una novela histórica al uso o una reproducción milimetrada digna de los mejores trabajos de no ficción.

Fachada conservada de una ventana de la cripta de la Iglesia de San Cirilo y San Metodio.

HHhh es a la vez una novela histórica y una historia de cómo la escribió. Atravesada por la metaficción, Laurent nos cuenta sus dificultades, sus pensamientos, sus problemas: lo que sintió al entrar al museo de Praga y ver el Mercedes negro (o verde) de Heydrich, al observar la pared de la iglesia de san Cirilo y San Metodio, lugar que albergó a los valientes resistentes checos, al frustrarse y ver ciertas películas que no retrataban bien a Heydrich, al sentarse a escribir una historia que amaba tanto y de la que le costaba tanto desprenderse. Es un ejercicio diferente, en el que el autor no está seguro de muchas cosas y nos lo hace saber. Porque el tiempo pasa y los detalles se van borrando, pero el pueblo checo jamás olvidará a los héroes que resistieron y que murieron por ello.

Cillian Murphy como Jozef Gabčík y Jamie Dornan como Jan Kubiš 

Su singular estructura está compuesta por textos cortos y numerados, casi episódicos, sin un orden cronológico estricto. Laurent se esfuerza notablemente por contarnos muchos detalles que ha investigado, hasta cosas nimias, como que los chicos tenían novias en Inglaterra y luego en Praga, que Valčik tenia un perro que adoraba llamado Mole y como una arma Sten que se traba es la culpable de tanto. Conocemos de buena mano al otro actor de la historia: el peligroso y astuto Reinhard Heydrich, el cerebro de Himmler, el que según el libro llegó a decirle a uno a su mando que Hitler perdería la guerra. Le da cuerpo y pensamiento a este hombre, uno que fue tan efectivo, tan mortífero y que nos costaría muchísimo simpatizar en algo con él.

Cartel de recompensa en alemán y checo por la captura de Josef Valčik

La novela ya fue adaptada al cine y aunque es un poco chocante que se hable en inglés o que no haya tantos actores checos o alemanes en el reparto, cualquier excusa es buena para que esta increíble historia se conozca. Porque Laurent se esforzó para que no se olviden a estos héroes: Josef Bublík, Jozef Gabčík, Jan Kubiš, Jan Hrubý, Adolf Opálka, Jaroslav Švarc y Josef Valčík, que se enfrentaron a más de 800 soldados del Heer y el Waffen-SS el 18 de junio de 1942 en Praga. El recuerdo de tantas personas anónimas que se encargaron de ayudar a los resistentes y que Laurent no quiere olvidar.

HHhH es un interesante ejercicio personal sobre el pasado y como escribir sobre él y un sentido y ameno esfuerzo para rescatar valientes personas del olvido. Que ahora son héroes pero para la humanidad ya son historia. Y vale la pena conocerla.

No hay comentarios: