martes, 21 de octubre de 2014

Iris Librero #38

En este momento del año en pleno octubre, mes de espantos y dulces, estamos entrando a lo que yo llamo "el horror examenil" y es que me queda menos de un mes de estudio y se vienen los temidos parciales y trabajos finales. Estoy segura que voy a sobrevivir, pero es bastante importante que mantenga mi salud mental con buenas lecturas y bellas portadas. Así que procedamos:


La última cazadora: Esta portada es como un te quiero y no puedo. Es decir la chica no está especialmente fea, pero no es una portada que me impresione demasiado. La tipografía esta bonita. Pero, eso sí: vivan los pelirrojos #orgulloweasley

Perdido: Las portadas de la saga de Temblor me parecen a la mar de bellas, pero lo que NO soporto son esas siluetas horrendas. Y no hablo del lobito. No me gustan esas sombras de chicos recortados la verdad. Me gustaría que fuera más clarita o menos evidente. Algo así.

La música del silencio: Las portadas de los libros del Sr. Rothfuss siempre conquistan. Con su ya característico personaje en el centro y un contorno natural, ya sean flores, hojas o árboles. Esta me gusta por el cambio de color a ese violeta oscuro. Lo que no me gusta: el pelo de Auri, se ve raro.

Imperio: Estas portadas son pre-ciosas. Me encanta los dos niveles de la portada: el fondo con el dragón y el águila de fondo, están geniales. Y además la ilustración de la protagonista en todo el centro con la katana y los tatuajes en el brazo. Me gusta.

¿Qué opinan de estas portadas? ¿O qué opinan del contenido del libro?

sábado, 18 de octubre de 2014

POD de Stephen Wallenfels

POD de Stephen Wallenfels
Editorial La Galera ~ 9788424637408

Los jóvenes Josh y Megs tienen muchos problemas. Y el ataque alienígena no es el más importante. Josh se queda encerrado en su casa, en compañía de su padre enfermo, y con quien la relación es cada vez más difícil. A muchos kilómetros de allí, Megs está atrapada en un garaje con un montón de gente, pero no encuentra a su madre. A medida que pasan los días y se agudizan los efectos del encierro y la falta de comida y agua, todo el mundo saca lo peor de sí. Y la cuestión ya no es si la humanidad puede sobrevivir a los extraterrestres. Es si puede sobrevivir a sí misma.

Vivir o morir

Este libro es uno de los que me regalaron hace un tiempo. No tenía en mente leerlo pronto, pero me apetecía una lectura ligerita y entretenida, entonces decidí aventurarme con este título. Y bueno, fue toda una sorpresa.

Esta historia no creo que pueda catalogarla completamente, porque combina lo posapocalíptico y algo como estilo de supervivencia. Esta historia intercambia dos puntos de vista de dos jovencitos, Josh de quince años y Megs de doce. Ellos están en distintas ciudades de Estados Unidos, pero algo los une: un día normal, unas enormes bolas negras y brillantes aparecen en el cielo y empiezan a matar a las personas que ven por ahí. Están invadiendo la tierra. Josh se esconde con su padre y su perro labrador Dutch en su casa. Megs se ha quedado sola, su mamá se fue antes de la invasión y se esconde lo mejor que puede en el destartalado auto de su madre en un garaje de un hotel. Si se atreven a salir a la calle las bolas espaciales los pulverizarán con un rayo y desaparecen al instante. El miedo apenas empieza, de la mano de las Esferas del terror, E.T. como las llama Josh.

¿Qué quieren esas esferas? ¿Porqué dañan a los humanos y no a los animales?


La novela empieza de una manera muy buena. Vamos conociendo a los protagonistas y su situación antes del desastre. Me ha gustado la historia contada desde dos perspectivas, podía difenciar las voces de los personajes claramente (está bien hecha la distinción) y me parece que están bien construidos para poco más de 300 páginas. Josh es un adolescente que tiene que lidiar con la presión de estar encerrado en casa con su padre ingeniero y su perro. Megs está sola, tiene muy poca comida y no puede salir del auto, porque hay gente peligrosa ahí fuera. Creo que está muy bien llevada la tensión y la angustia del encierro. Poco a poco las cosas empeoran para todos, cuando la comida empieza a escasear y el pánico se apodera de muchas personas.

Mientras avanzaba la lectura estaba muy sorprendida por el nivel de crudeza y por así decido poco endulcorado que está todo. Creo que por eso la novela me ha dejado una buena impresión. Le cogí mucho cariño a la pequeña e intrépida Megs y su ingenio a la hora de sobrevivir, y me encantaba Josh sus preocupaciones y la relación con su papá. Hay partes muy crudas en la historia y tal vez el detalle que no me acabó de convencer es que hay muchas dudas sobre estas esferas espaciales y por qué llegaron a la tierra. No se nos explica por qué están ahí y es el único que el pero que le puedo sacar a la novela.

De resto, creo que es una novela entretenídisima, angustiante y bien escrita. He pasado un buen rato con ella y con sus buenos personajes.

martes, 14 de octubre de 2014

El curioso incidente del perro a medianoche de Mark Haddon

El curioso incidente del perro a medianoche
Editorial Salamandra ~ 9788498383737

A sus quince años, Christopher conoce las capitales de todos los países del mundo, puede explicar la teoría de la relatividad y recitar los números primos hasta el 7.507, pero le cuesta relacionarse con otros seres humanos. Le gustan las listas, los esquemas y la verdad, pero odia el amarillo, el marrón y el contacto físico. Si bien nunca ha ido solo más allá de la tienda de la esquina, la noche que el perro de una vecina aparece atravesado por un horcón, Christopher decide iniciar la búsqueda del culpable. Emulando a su admirado Sherlock Holmes -el modelo de detective obsesionado con el análisis de los hechos-, sus pesquisas lo llevarán a cuestionar el sentido común de los adultos que lo rodean y a desvelar algunos secretos familiares que pondrán patas arriba su ordenado y seguro mundo.

Si me tocan grito

Bueno, muchísima gente conoce este libro y lo ha leído. Luego de una densa lectura bastante buena me apetecía mucho desconectar y enfrentarme a una lectura mucho más ligera y corta. Desde el año pasado tenía este libro en casa y era hora de leerlo.


Swindon, Inglaterra. Christopher Boone vive con su padre y no tiene hermanos. Tiene quince años y es un niño extremadamente inteligente. Tiene el síndrome de Asperger, y por eso algunos dirían que no es nada normal. Detesta que lo toquen, odia los colores amarillo y marrón, le gusta mirar por la ventana y mirar carros pasar. Si hay varios carros amarillos seguidos será un Día Negro y si ve varios carros rojos pasar será un día Súper Bueno. Tiene una rata mascota llamada Toby y le encanta hacer operaciones matemáticas en su cabeza para tranquilizarse. Un suceso una noche le hará jugar al detective, y claro está, descubrirá cosas de las que no tenía idea.

Este libro es bastante corto, por eso ofrezco una reseña corta también. Yo es que siempre voy con expectativas normales y he salido bien parada. A decir verdad me ha gustado este libro. Siento que es bastante dinámico en el sentido en el que cuenta la historia de Christopher al tiempo que nos cuenta su pasado, y además lo intercala con los aportes de este niño sobre el mundo y problemas matemáticos. En el libro apreciamos muchos gráficos y dibujos representando lugares y problemas matemáticos, cosa que me parece que aporta mucho al libro. Como apunte, Christopher es una especie de Sheldon Cooper, pero más autista.


La historia como tal me parece que está bastante bien. Es claramente una historia de crecimiento, donde el protagonista le sucede algo que le hará crecer o de alguna manera cambiar. Se me ha hecho muy ameno y claro está, no me ha molestado el protagonista. Porque entiendo que el autor plantea un persona con un síndrome que le impide relacionarse con otros y no entender muchos comportamientos de la gente. En ese caso el persona de Christopher está excelentemente bien logrado, y aunque no llegamos a comprenderlo del todo, uno ciertamente le apoya en su aventura de resolver el misterio y lo que sucede después. Me encanta la parte del viaje, donde se detallan lugares a precisión, con nombres e imágenes. Me gusta ese detalle.

Aviso: Me tragué los spoilers de El sabueso de los Baskerville de Sir Arthur Conan Doyle que salen en el libro y que se explican en detalle, así que si no te gustaría que te lo contaran, mejor leerlo antes que leer éste.

En fin, creo que es una novela corta y amena. No es la novela al uso que suelo leer, pero creo que ha sido una buena experiencia.