jueves, 21 de mayo de 2015

Lo bello y lo triste de Yasunari Kawabata

Lo bello y lo triste de Yasunari Kawabata
Editorial Emecé ~ 847386185X

Impulsado por la nostalgia, Oki Toshio decide viajar a Kyoto para oír sonar las campanas del templo en el Año Nuevo. Pero, además, quiere ver a Otoko, su antigua amante, ahora pintora. Todavía hermosa, Otoko vive con su protegida Keiko, una joven amoral, sensual y apasionada de apenas veinte años. Keiko desencadenará este cruel drama de amor, venganza y destrucción. Yasunari Kawabata, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1968, se ha consagrado como uno de los más distinguidos novelistas japoneses. A los setenta y dos años de edad, se quitó la vida sin dejar ninguna explicación.

Me voy a vengar

Escribir sobre literatura japonesa siempre me ha parecido un reto. A pesar de que es mi tercer libro del autor, de alguna manera siento que escribir sobre historias japonesas me queda grande, porque nunca podré explicar realmente la experiencia de acercarse a esta maravillosa cultura y menos llegar a comprenderla en su totalidad. Pero bueno, no se debe dejar de intentarlo así que voy de nuevo.

Oki Toshio es un escritor ya entrado en los cincuenta y un día decide viajar a Kyoto a pasar la velada de Año Nuevo escuchando las campanas que anuncian la medianoche. Pero además de esto, hay otro motivo. Oki desea reencontrarse con la pintora Otoko Ueno, una mujer con la que tuvo una relación amorosa cuando ella tenía dieciséis años y que no ha vuelto a ver desde entonces. Preso del recuerdo, Oki desea volver a verla, a pesar de que es casado y tiene dos hijos. Pero el reencuentro de Oki y Otoko se ve perturbado por la impulsiva y bella Keiko Sakami, alumna de pintura de Otoko y quien siente por su maestra un afecto que raya con la obsesión.

Kyoto
Cuando me puse a pensar en que quería decir "Lo bello y lo triste" que da título a la novela, solo puedo pensar en los dos conceptos y cómo se representan en la novela. Lo bello se ve reflejado, a mi juicio, en el amor imperturbable que siente Otoko por Oki a pesar de los años y el mal que le hizo; en los hermosos pasajes naturales y los maravillosos templos de Kyoto que describen en la novela y que Kawabata sabe retratar con tanto detalle; en el arte de Otoko, donde intenta evocar a su madre querida y fallecida por cáncer y los lugares que ve; y finalmente en la belleza pura y perversa de Keiko, una joven impulsiva que posee una imagen que embruja.

Pero lo triste también está en lo desgraciada que fue Otoko al separase de Oki por unas circunstancias muy difíciles; en la infelicidad de Fumiko, la esposa de Oki al enterarse de la aventura de su esposo con una jovencita; en el vacío que quedó en Oki al alejarse de su querida Otoko y pensar que es un amor que jamás volverá a sentir; y en la intenciones de Keiko, que en su amor ciego por Otoko desea vengarse de Oki a toda costa.


El trabajo de Yasunari Kawabata ya no me es extraño. Con dos novelas leídas me he dejado encantar por su obra y su afición a retratar ese Japón antiguo, que aunque sus obras datan de mitad del siglo XX, se enfocan en hablar de ese país del sol naciente que se ha quedado estancado en el tiempo por sus lugares emblemáticos y sus tradiciones que se resisten a desaparecer. Ese ambiente de Japón clásico se ve impregnado y muy claro en sus obras. No sólo en la forma de describir las maravillas naturales de Kyoto sino también en la pintura, y lo hace de una bella manera, hablando del espíritu del arte clásico japonés a través de los pensamientos de Otoko.

Esta novela es muy corta y muy intensa, donde el amor y la venganza son el hilo conductor de las acciones de los personajes. A través de los dos tipos de amor, uno que yace en el recuerdo de dos personas que a pesar de todo no han dejado de quererse y un amor vigoroso y enloquecido que acompañado de una devoción intensa lo que hará es destruir todo a su paso. Sin duda la forma de narrar de Kabawata es maravillosa y detallista, y sabe retratar muy bien la condición psicológica de los personajes y sus motivaciones. Posee una soltura y elegancia que es muy bella.

Siendo una novela tan corta, pocas cosas puedo decir sin adelantar algunos detalles, pero es de las novelas que cuando lees el final tienes que pensar un poco para que te acabe de cuajar. Algo repentino para mi gusto y bueno, creo que con el tiempo la sensación es distinta y todo cobra mucho sentido. Pero eso no desmerita que sea otra de las novelas de Kawabata que vale mucho la pena leer. Recomendada.

lunes, 18 de mayo de 2015

Dora Bruder de Patrick Modiano

Dora Bruder de Patrick Modiano
 Editorial Seix Barral ~ 9788432228421

Una adolescente perdida en los pliegues del pasado resume en su desoladora peripecia vital el sufrimiento de toda una época: el continente europeo en la era hitleriana, visto desde la perspectiva actual, y la aventura moral del escritor que trata de recobrar la verdad de aquel tiempo y aquellos seres. El 31 de diciembre de 1941, en el periódico Paris-Soir, apareció un anuncio dramático: unos padres buscaban a su hija, de 15 años, que se había fugado de un colegio de monjas. Nueve meses más tarde, el nombre de la muchacha aparece en una lista de deportados al campo de exterminio de Auschwitz. Al filo de estas dos desapariciones sucesivas conocemos el destino de todo un pueblo, de toda Francia y de toda Europa, en un momento de dolor y violencia, en el que la pureza resalta sobre un fondo de destrucción. 

Impedir el olvido

Me inicié con el Nobel de 2014 con En el café de la juventud perdida y me pareció una muy buena experiencia para conocer a un autor muy especial, en el sentido que su baza principal es la reconstrucción histórica de situaciones y ambientes, y eso se nota su querida París de los años sesenta que retrata en la novela que menciono. Pero, en el libro que me atañe hoy, la reconstrucción va más allá de pincelar una situación terrible, sino impedir que sea olvidada.

Dora Bruder era una niña de quince años, nacida en París de padres extranjeros (su madre era húngara y su padre austriaco) en 1926. Se establecieron en París muchos años antes del nacimiento de su hija. Con una vida sencilla, los Bruder se mudan constantemente de casa y eran una de las tantas familias judías que vivían en la ciudad luz. No sabemos casi nada de la infancia ni de la juventud de la pequeña Dora, hasta que sus padres deciden internarla en un colegio de monjas.

En diciembre de 1941, Dora se escapa de este ambiente religioso, silencioso y opresivo. Sus padres empiezan una intensa búsqueda, y es donde deciden publicar en el periódico las señas y vestimenta de su hija, a ver si alguien la ha visto y puedes darle alguna pista de su paradero. No sabemos el paradero de la niña, ni cuales fueron sus motivaciones para escapar. Estamos en la época de la Ocupación Nazi en Francia, y poco a poco los judíos serán cada vez más oprimidos hasta ser perseguidos para ser deportados.


Esta historia es muy corta, pero absolutamente terrible y necesaria. Patrick Modiano parte de un descubrimiento incidental en la prensa para contar el ambiente de una época terrible para la humanidad. Escribe a dos voces, una donde narra la historia de Dora y las pequeñas historias de tantos otros judíos y otra donde narra su propia experiencia en los años sesenta, al ser hijo de un judío italiano, reconstruyendo asi dos pasados: el de la ocupación y el de años posteriores.

Dora no es solo una de las tantas niñas que fueron llevadas a las cárceles de Tourelles y a Drancy para luego ser deportadas, es el reflejo de miles de familias francesas que fueron sacadas del país por el régimen del Tercer Reigh. Esta novela va a caballo entre la investigación periodística y los pensamientos y experiencias del autor, donde además de su experiencia personal, cuenta muchos mas detalles de la vida de muchos judíos que sufrieron el mismo destino que Dora y sus padres.

Cécile Burdej (madre), Dora Bruder y Ernest Bruder (padre)

Esta novela está llena de detalles, de otros que son simples sombras y que jamás se sabrán. ¿Cuáles fueron las motivaciones de Dora para escapar del colegio? Modiano se pasea por las zonas donde vivió Dora, zonas cambiadas por los años, en una París que parece haber olvidado todo el horror que le causó el exterminio nazi de miles de franceses judíos. Y Modiano quiere ser el artífice contra ese olvido, para revivir y contar parte de ese pasado terrible. La novela está narrada con la belleza propia de la escritura del autor pero con unas palabras exactas y claras, que un efecto de crudeza y realidad que golpean al lector y no le dejan indiferente.

Tristemente, épocas tan terribles para la humanidad pueden dar a novelas extraordinarias como ésta. Concuerdo con el autor del prefacio del libro, Adolfo García Ortega cuando dice que Dora Bruder es -para él- la mejor novela que ha escrito Modiano. No puedo afirmarlo aún porque estoy dispuesta a leer todas sus obras, pero sin duda esta novela es imprescindible. Es un homenaje y recuerdo necesario de las miles de Doras que perecieron gracias a la Ocupación. Miles de Doras que fueron olvidadas y que se representan en la figura de esta niña, que escapó varias veces de casa y ya nunca se sabrán sus motivos.

jueves, 14 de mayo de 2015

Joyland de Stephen King

Joyland de Stephen King
Editorial Plaza y Janés ~ 9789588617299

El verano de 1973 el joven universitario Devin Jones consigue trabajo en un pequeño parque de atracciones llamado Joyland Allí se encarga de las tareas de mantenimiento, se disfraza de la mascota del  parque o entretiene a los niños. Y allì descubre tambien la historia de un cruento crimen que tuvo lugar en la Casa Embrujada y que nunca fue resuelto. Pero no es el único fascinado por el parque y su leyenda negra.



Howie el perro feliz

Hace un tiempo que me regañé a mi misma porque había pasado mucho tiempo sin leer algo de mi adorado Stephen King. Este es uno de mis autores imprescindibles y fui muy feliz cuando pude encontrar una de sus obras más recientes a buen precio el año pasado en la Fiesta del libro. Y soy de las que piensa que cada libro tiene su momento, y cuando pensé en este, había pasado una larga temporada sin leer nada del rey del terror. Y es maravilloso ver que un autor puede llegar a sorprenderte (de nuevo).

Devin Jones tiene 21 años y es un universitario más que estudia literatura inglesa en New Hampshire. Tiene una vida normal, y para costearse la universidad debe pasarse todos los veranos trabajando para mantenerse a flote. Ese verano de 1973 le aparece la oportunidad de trabajar en Joyland, un parque de diversiones mucho más pequeño que Disneyland pero por eso no es menos interesante. En este parque donde predominan los temas perrunos y el entorno de diversión pero también de trabajo duro, Devin pasa por una etapa complicada. Está triste por lo mal que están yendo las cosas con su novia Wendy y el encierro consigo mismo es cada vez más grande.

Pero varias cosas buenas le sucederán en el parque y otras siniestras, como tratar de averiguar más sobre el asesinato que ocurrió en la Casa Embrujada de Joyland, donde se dice que aún habita el espectro de Linda Gray, una joven asesinada varios años antes.

Esta historia de no más de 300 y pocas páginas mezcla muy bien las bazas fuertes de este escritor: personajes y misterio. Una de las cosas que más admiro de King es su forma de hacer que el lector se apropie de la historia y le llegue, que uno logre interesarse y realmente querer a los personajes, cosa que me ha pasado con Devin. Asistimos a una historia que tiene también coming of age, donde veremos su crecimiento y sus experiencias que le cambian la vida, también tenemos una reconstrucción de este pasado, porque es un Devin ya maduro el que nos narra esta historia de su juventud.

Este momento de su juventud está en Joyland, donde formará parte de un grupo de trabajadores que en estos meses aprenden 'El Habla' (una forma de hablar de las ferias) y compartirá tiempo con feriantes de feriantes, personas que han trabajado en esto por muchos años y siempre tienen mucho que enseñarle. Me ha encantado este dialecto que se crea para hablar entre los trabajadores (me encanta eso de los coniles) y puedo decir que me ha parecido muy bien recreado en este ambiente de diversiones tan típico de Estados Unidos (no es nada común en mi país por ejemplo) y me ha encantado este parque y sus actividades que ha creado el autor para ambientar la novela. Muy conseguido e interesante.

La escritura de King como siempre es efectiva, detallista y muy agradable. Los diálogos y los personajes secundarios siempre están bien construidos y no se quedan en meros nombres, y un detalle que me encantó fue una referencia sutil a El resplandor (los que lo hayan leído me entenderán) y como me encanta esta novela, no pude dejar de sentir cierta alegría por encontrar conexiones intertextuales en las obras del autor.

Y bueno, que historia de King que se precie tiene un componente paranormal y Joyland lo tiene. Aparte del coming of age, Joyland es también una efectiva historia de misterio, donde Devin se interesará en el rumor de que la Casa Embrujada del parque vive un fantasma de una joven llamada Linda Gray, quien fue asesinada en el túnel de este lugar en medio de la oscuridad y su cadáver fue encontrado al lado de la vía años antes del inicio de la historia. El asesino jamás fue encontrado y puede estar ahí fuera. El interés de Devin crece hasta que se ve inmerso en resolver el misterio del asesino y eso le trae consecuencias.

Pero en este caso el misterio no es la parte dura de la historia, me ha costado entender la lógica de la resolución y me ha fallado un poco el clímax final, pero de igual manera otras cosas compensan el final algo atropellado, como una hermosa última página y un protagonista que he llegado a entender e incluso a identificarme con sus pensamientos y su crecimiento durante la historia. Sin duda lo recomiendo mucho, porque es corto, está bien escrito y King es un fantástico narrador de historias que siempre hay que tener en cuenta.