jueves, 19 de septiembre de 2019

El último deseo (Geralt de Rivia #1) de Andrzej Sapkowski


El último deseo de Andrzej Sapkowski
Disponible en español
Editorial Alamut -  Encuéntralo en Goodreads

Debo ser de las pocas que conocía la existencia de la saga pero no se había puesto a leerla, ya que hace un buen tiempo que tengo un poco de alergia a la hora de ponerme a leer sagas. Había escuchado mil recomendaciones y he de decir que siempre he tenido la intención de ponerme con ella. Con la excusa que saldrá la serie de televisión dentro de un tiempo, me puse con el primer tomo, El último deseo.

Geralt de Rivia es un hechicero, un ser humano mutado que logró sobrevivir el proceso. Su edad es indeterminada y asumimos que es un hombre joven que viaja por reinos con el objetivo de eliminar criaturas mágicas y malignas para ganarse la vida y poder sobrevivir. Su trabajo le acarrea amigos como enemigos, a nadie le gustan los brujos que traen más problemas que soluciones. En sus viajes se encontrará todo de tipo de personas, humanos que requieren sus servicios, como otros que no le desean nada bueno y son más malignos que muchos seres que él ha eliminado. Con un código moral particular de elegir el mal menor, seguimos al brujo por diferentes episodios de su vida.

Henry Cavill como Geralt de Rivia. Crédito aquí.

Este libro es una recopilación de historias cortas que están de alguna informa interconectadas y que saltan de orden cronológico sobre ciertos episodios de la vida de Geralt. Una de las cosas que me llamó la atención a medida que iba leyendo es la intervención de ciertas historias clásicas de los cuentos de hadas y cómo se les da la vuelta (puedo pensar en el joven maldito que se encuentra con Geralt) y muchos otros guiños a las historias de inspiración centro europea que están plasmadas en personajes y situaciones. Es un punto que me ha gustado mucho.


Geralt como columna principal de la historia me ha gustado. Vamos conociendo poco de su pasado y viendo como es su personalidad y lo que podemos esperar de él: no es perfecto, no es invencible, lo hieren y por sus errores sale bastante magullado de ciertas situaciones. Tiene un balance entre poder y vulnerabilidad que me ha parecido muy acorde con su forma de actuar. Las personas a su alrededor lo regañan y aleccionan y vemos que a pesar de su experiencia no lo sabe todo y siempre le queda por aprender. Los demás personajes han sido interesantes, bien construidos y buenos aportes en las historias: el trovador Jaskier, la hechicera Yennefer y la sacerdotisa Nenneke me han parecido muy buenos personajes.

La narración de Sapkowski tiene el tono clásico y al mismo tiempo es dinámica, tiene diálogos chispeantes y divertidos. Me ha parecido que a veces sonaba muy ¿arcaica? (es la traducción que usa el español antiguo) pero que funciona muy bien y tiene mucho gancho. Si tengo que señalar lo que no me gustó tanto fue cierta forma de tratar a las mujeres de la historia (que no tiene que ser lo que uno quisiera, ojo ahí) y el aspecto del romance me ha parecido cogido de los pelos (me sobraba, la verdad). 

De resto, creo que es una colección de relatos que se lee bastante bien y te tiene a la mar de entretenido. Tengo muchas ganas de seguir leyendo las aventuras de Geralt de Rivia y claro está, con mucha curiosidad de cómo lo llevarán a la pantalla chica. Ya veremos.

martes, 17 de septiembre de 2019

Good Omens de Neil Gaiman y Terry Pratchett


Good omens de Neil Gaiman y Terry Pratchett
Disponible en español (Buenos presagios)
Editorial William Morrow - Encuéntralo en Goodreads

Hay libros que los ponemos en nuestro radar según si algo nos recuerda su existencia. En mi caso había escuchado de este libro hace mucho tiempo, pero no fue hasta hace poco que realmente lo recordé porque se estrenó la adaptación de Amazon Studios con Michael Sheen y David Tennant como protagonistas. Me pasa muchas veces que me venden este elenco y automáticamente se que voy a leer el libro y ver la serie. En este caso empecé primero la serie, la suspendí y me lancé a leerme el libro antes de terminar de ver la adaptación. Soy muy metódica para muchas cosas.


Esta historia va de muchas cosas: un ángel y un demonio que deberían odiarse a muerte porque así lo dicta la naturaleza de la cosas. Un libro de profecías de una bruja que resultaron ser tan ciertas que no se vendió ni un ejemplar. Un tenebroso plan para traer al Anticristo a la tierra como un bebé que se criará con toda la maldad disponible para cumplir su destino y acabar con la humanidad. Y como todo se tuerce cuando encargan el plan de implantación del niño a una hermana muy parlanchina de una orden de monjas satánicas. 

No creo que sea buena idea contar más de un libro que se escribió a finales de los 80, entre llamadas por teléfono y muchas risas de Terry Pratchett y Neil Gaiman. La nueva edición que se lanzó con motivo de la serie trae una bonita introducción en la que ambos autores cuentan cómo nació Good Omens y a casi treinta años de su publicación y al final del libro, tenemos otro texto en el que Gaiman cuenta un poco sobre como se dio la adaptación y su relación con Terry.

La novela es una versión humorística y sarcástica del Apocalipsis. Camina en la delgada linea de la seriedad y del humor más británico. No será para todo el mundo y menos uno se podrá reír lo suficiente si los chistes no le causan gracia (yo lo leí en inglés, no sé como sera la traducción). Todo está diseñado para que sea una historia con varios puntos de vista en la que el mundo se va a destruir y los personajes van encontrándose para presenciar el fin de la humanidad en el lugar más aburrido posible de la Inglaterra profunda.

El ship del fin del mundo

Como podría esperarse, la novela no puede ser risas todo el tiempo. Aunque debo admitir que me reí la mayoría del tiempo. También tiene sus momentos en los que la historia tiende a arrastrarse un poco, pierde un poco el norte y algunos personajes no tienen el interés que otros tienen. La narración incluye notas a pie de página que cuentan pequeñas historias y suman al humor general de la historia. Soy consciente de que le estoy dando más puntuación de la necesaria por la serie de televisión, así que hablemos un poco de ella.

La serie me ha encantado. Se encarga de actualizar el libro, pero contando esencialmente la misma historia, ampliando lo que se puede explorar más y sacándole todo el partido a sus dos actores protagonistas: Michael Sheen es Aziraphale en todos los sentidos y su trabajo es fabuloso. David  Tennant se adueñó de Crowley y ahora es imposible no pensar en su rostro al remitirse al personaje. Todos los actores hicieron un gran trabajo y el guión de Gaiman está al servicio de la historia. Se adecuó al medio para actualizar la historia y le sacó mucho provecho al material en el que se basa.

El libro, como se puede esperar, no se toma en serio en muchos momentos y claramente, al tener una carga humorística, no será del agrado de todo el mundo. La serie fue muy bien recibida por los fans y la cantidad de fanarts y fanfics sobre el emparejamiento de Crowley y Aziraphale fue lo que más movió al fandom. Gaiman se lo tomó mu bien y Michael Sheen está encantado por el cariño de los fans y hemos podido ver más de su personalidad (es hermosa). Ha sido una experiencia muy bonita poder hacer parte del movimiento de apoyo en redes y la recepción que motivó a muchos a leer el libro.

Good Omens es una novela llena de humor sobre una particular visión del Apocalipsis. Es un experimento divertido de dos autores y amigos. La serie es un homenaje al maestro y habría sido genial que Terry pudiera verla en pantalla. Creo que es una novela que puede releerse para volver a reírse, como volver a usar un suéter viejo que nos gusta y que podemos usar cuando queremos estar cómodos. 

sábado, 31 de agosto de 2019

Explico el por qué de mi ausencia y espero volver en forma de fichas


Se preguntarán que pasó porque ha pasado un mes y no se me ha vuelto a ver un pelo por este lugar bloggosférico. Tengo un par de razones por las que esto ha pasado y la verdad es que no creo que sacar excusas o así sea la mejor manera de explicarme.

A mitad de julio firmé para un trabajo de tiempo completo. Muy completo porque ahora mismo ya no tengo tiempo ni de respirar y menos de leer mucho. Aunque si bien mi contrato finaliza en septiembre, aún debo esperar para saber si seguiré allí o deberé cambiar de trabajo. Estar tan ocupada en general hizo que no tuviera tiempo de reseñar los libros que tengo pendientes y cuando tengo tiempo no me apetece mucho sentarme en un computador (trabajo en uno todo el día). Segundo, una situación familiar y una muerte repentina tiene a mi familia en un estado emocional más bien bajo, sobre todo porque fue algo que nadie se esperó y ha sido triste irlo asimilando. Aunque está aparte decirlo, hace un par de días me accidenté y me caí de una moto y pasé unos días algo adolorida, cansada y sin ganas de sentarme a bloggear.


Dicho todo esto, ha sido una época tan movida y con tantas cosas que estoy tratando de mantener todo junto pero no encuentro el tiempo que le dedicaba a muchas cosas en el pasado. Ya no tengo casi tiempo para estar al día con el kpop y para ver películas y series. Me encantaría pero cuando quiero ponerme con algo estoy demasiado agotada o prefiero usar el tiempo en otra cosa. Cuando llego a casa me quedo dormida al tocar mi cama y esto me tiene pensando que mi tiempo se esfuma y no me doy cuenta.

Espero encontrar pronto una estabilidad laboral y una buena distribución de tiempo para poder hacer las cosas que me gusta hacer. Este fin de semana espero escribir una o dos reseñas que tengo pendientes hace tiempo para tenerlas listas para publicar. Igualmente espero que mis queridos lectores también estén bien y que nos volvamos a leer pronto. Ya veremos.
Copyright © Rapsodia Literaria. Diseño de Nina Rapsodia