sábado, 15 de diciembre de 2018

Octavo aniversario del blog + Mi ausencia


Ha pasado más de un mes y medio y este blog no ha visto actividad y realmente no tengo muchas exclusas para explicar por qué no he estado aquí. Puedo decir en mi defensa que empecé libros que abandoné porque no me atraparon y eso me hizo caer en un parón lector; he estado inestable emocionalmente por muchos meses y ya no tengo tanto tiempo como antes porque estoy haciendo de niñera y ayudante y posiblemente tenga trabajo pronto así que eso reducirá drásticamente mi tiempo. Además, he estado muy metida en el mundo del Kpop (desde febrero y estoy explorando la música y los grupos como buena curiosa que soy) y eso también influyó en que no leyera tanto. Lo sé, terminé excusándome cuando dije que no lo haría.

Y sin darme cuenta llegó el octavo aniversario del blog. Vi que la fecha se acercaba y me sentaba fatal que el blog estuviera abandonado en una fecha tan especial. Y como lo comentó Magrat estos días en una muy buena entrada, fue como si me leyera la mente. Volvió ese tema que está ahí implícito desde hace un tiempo: en la comunidad bloguera no somos tantos como antes y sientes que estás hablándole a una pared. Y llevo pensándolo por muchos meses, más de un año o dos. Y la verdad es que me da mucha pena porque me encanta leer entradas, sé que no tengo tanto tiempo y yo misma también suelo comentar poco en otros blogs y por eso debería dar ejemplo antes de quejarme.... pero es inevitable sentir que pones mucho empeño en tus publicaciones pero sientes que pasan desapercibidas. Yo también abrí un bookstagram hace muy poco y por esta misma "crisis" lo tuve abandonado porque no encontraba tiempo y motivación. 

Creo que con ocho años aquí ustedes ya saben que yo adoro escribir y nunca lo dejaré de hacer, es solo que antes eramos un grupo grande y ahora que muchos han migrado a otras plataformas es inevitable notar que te empiezas a quedar solo y no es muy lindo que digamos. Y ojo, que no los critico para nada porque, como ya dije, yo también uso estas plataformas, pero no soy tan asidua. Sigo adorando lo que hago solo que ya las cosas no van a ser igual y hay que aceptarlo, al fin y al cabo, la vida implica cambiar. Entonces no me atrevo a echarle el cerrojo al blog, porque aun me encanta tener un espacio mio para escribir lo que me apetezca. Por el momento escribiré aquí cuando tenga algo de qué hablar, seguiré visitando mis blogs favoritos y tratando de alimentar esa interacción entre los que nos gustan estos espacios.

Gracias por estar aquí por ocho años, a los que les ha servido alguna reseña mía o simplemente les gusta lo que hago. Muchas gracias, de verdad. Nos veremos pronto.

miércoles, 31 de octubre de 2018

Clockwork prince (The infernal devices #2) de Cassandra Clare

Clockwork prince (The infernal devices #2) 
Cassandra Clare 
9781416975885
Disponible en español
Editorial Simon and Schuster
Encuéntralo en Goodreads
Leído en inglés
Nivel: Medio


El problema a la hora de seguir una saga que el primer libro te dejó algo desinflado es que siempre tenemos una vaga esperanza de que la segunda parte arregle los problemas que viste en la primera parte y sea una mejora a la hora de seguir con la historia. Yo iba a este segundo libro con una vaga idea de que podría ser mucho mejor. Y después de leerlo... para ser honesta, hay más y menos, pero más menos que más.

Yo iba como BTS...

... y acabé como Jin

Luego de esta definición gráfica, voy a proceder a comentar porqué este libro ha significado una muy poca mejoría con respecto a su primera parte. No voy a decir ningún tipo de spoiler sin que esté avisado previamente así que tranquilos y pueden proseguir sin problemas. En la primera parte se supone que en este Londres victoriano se estableció que hay un malo muy malo que (como no) quiere destruir el mundo de cazadores de sombras con unos seres mecánicos (no se parecen nada a los cybermen claro que no) y los tres protagonistas principales son parte de todo este asunto. Yo suponía que en este libro íbamos a saber mucho más del intrigante mágister, el porqué de sus ambiciones y por qué quiere capturar a Tessa a como de lugar....


PERO NO. Este libro es un resultado de enfocarse en lo que llamamos el "desarrollo de personaje" pero es que no lo ha hecho tan bien y por ello tenemos como resultado un libro de quinientas páginas con una trama bastante escasa y floja directamente que no tiene mucha sustancia y deja más preguntas que respuesta. Voy a volver a poner de manera breve los puntos que toqué en el libro anterior y ver como están aqui (que no es mucho todo se ha dicho).

a) Londres victoriano

Pues igual de Bleh. El libro sigue suciendo casi en su totalidad en recintos cerrados como el Instituto, mansiones o casas, pero en su mayoría transcurre en el hogar de los cazadores de sombras y son contadas las ocasiones donde hay otro escenario (solo la visita a Yorkshire que es demasiado breve) y pues ahí se queda estancada la cosa.

b) La trama y la escritura


La escritura sigue siendo algo extraña... todos suenan igual y ya es algo de lo que me quejé en el libro anterior, sobre todo Tessa, que siendo de otro país y no llevando más de dos meses (o así) viviendo entre ingleses cazadores de sombras, suene exactamente igual a ellos.

La trama es sin duda lo que menos me ha gustado de este libro. Vamos a ver que tenemos un libro de 500 páginas pero pasa muy poco en ellas. Quiero decir, no necesito un libro con una trama frenética si me sabes vender las escenas y los momentos. Pero en este libro la escasez de sustancia, de un avance inteligente de la historia y unas pistas bien puestas para que vayamos descubriendo cosas es lo que nos ofrece. Lo que hay es bastante predecible, poco hecho y te lo ves venir muy fácil.

c) Los personajes

Se supone que esto es lo que debería haber estado MUY bien en este libro... pero nada más lejos de la realidad. Hay cosas buenas pero en su mayoría es que han hecho todo más típico e insufrible en líneas generales.

Sigo sin tragar a Tessa. Como protagonista sigue siendo bastante plana y poco interesante. Y el colmo es que siguen teniendo una excusa para meterla en la trama porque el libro lo dice y ya está, no porque ella sea tan importante. Los personajes secundarios como Sophie (con quien la Tontessa es bastante grosera y metiche, debo decir) y hasta Gideon Lightwood me generan más interés que la protagonista. El poder que ella tiene no se le aprovecha en su totalidad y para avanzar la trama en casos puntuales. Poco más. Menos mal que Magnus sale aquí para alegrarme la vida porque es un personaje que siempre me encanta y me alegra la existencia.

El caso de Will es otra cosa. Lo que han intentado hacer con él en este libro me da más verguenza ajena que otra cosa. Ya teníamos pistas en la primera parte de por qué tenia esa actitud tan grosera y odiosa, pero... ¿era necesario montarse todo un asunto como ese para justificar su actitud? Me ha parecido bastante rebuscado y llanamente innecesario. Si es que no quería que se pareciera a Jace pues que lo ha hecho fatal...


¿Se acuerdan de Leo Jem Carstairs? ese cazador de sombras mitad chino mitad británico que era para mi el mejor personaje de la historia? Pues que ha seguido en su línea, mostrando un poco más de su personalidad y siendo un amor y una buena persona. Pero es que hay algo que no me ha gustado nada de nada....

... y es que lo han acabo metiendo en un sangrante triángulo amoroso y es que me encantaría poder arrancarme los ojos por lo INNECESARIO que es. ¿De verdad? ¿Otra vez con el mismo conflicto? 


Me ha parecido un poco raro/repentino como se ha conformado el asunto... se siente forzado, ya que en el primer libro ya teníamos idea pero todo el conflicto de Will (que a mi me sobra mucho) es el que ha "forzado" todo y no había nadie mejor que meter a Jem en el cuento. Y es que ni Jem ni Will se enteren de los sentimientos del otro siendo parabatai es demasiado inverosímil para creérmelo.

Y poco más puedo decir, que el libro concluye sin avanzar mucho la trama, sin grandes sorpresas ni darnos las pistas que necesitábamos. Se sintió más que un libro de relleno para una supuesta trama amorosa que un libro sólido como tal. Por eso no le puedo poner más nota que al primero. Podría ponerle menos, pero honestamente no es un libro mucho peor que el primero, es que desmejora porque se siente directamente que sobra.

miércoles, 24 de octubre de 2018

Mis malos hábitos de lectura

Tengo el blog un poco abandonado y lo siento, pero son muchas cosas que se han juntado en mi vida personal y si me siguen en Twitter, ya muchos saben mis razones. Pero hace unos días vi una entrada en el blog Pace, amore, libri y creo que me gustaría reconectar con mi lado más lector y hablar de esas costumbres no tan buenas que muchos tenemos a la hora de leer.

Honestamente no creo tener muchos malos hábitos, pero creo que muchos tenemos cosas que a la hora de leer que no estamos muy orgullosos y que si pudiéramos nos gustaría cambiar de nosotros mismos. Ahora les contaré algunas cosas que yo hago y que sé que no debería.

1. Obligarme a leer


No me sucede mucho pero me ha pasado que empiezo un libro y con el pasar de las páginas siento que no me acaba de gustar pero soy incapaz de abandonarlo y me obligo a leer. Es como si adquiriera un compromiso con el libro o el autor y me sienta fatal desistir muy pronto y no terminar ese libro. Y hay libros que literalmente he terminado a punta de fuerza de voluntad. Sé que no debería pero a veces lo hago.

2. "Zapotear" libros


En mi país la expresión «zapotear» significa comer algo sin permiso o cuando te comes un poco de algo antes de que sea repartido o entregado a quien corresponde. Eso lo traslado a los libros y me refiero a cuando empiezo un libro pero por alguna razón empiezo a leer otro y luego otro y termino leyendo tres o cuatro al tiempo. Aun no sé si mi motivo principal es que ninguno de los libros atrae suficiente mi atención como para leer sólo ese libro y ningún otro.

3. La wishlist interminable


Soy muy culpable de tener unos 40 libros en mi lista de pendientes y seguir agregando alegremente libros y libros a mi wishlist de títulos que quiero leer en un futuro cercano. Hace un tiempo tenía una lista de unos 1000 libros pero luego la fui depurando y actualmente ronda más de 700. Sé que es muy malo tener pretensiones tan altas de leer tantos libros en el futuro y que todos los días salen nuevos títulos pero es que es sencillamente inevitable agregar alegremente tanto libro.

4. Leer mientras camino


De esto soy 100% culpable. He escuchado que no debes leer mientras te mueves porque te desprende la retina (true story) pero la verdad no sé que tan cierto es. Suelo leer en el metro o en el bus, pero más que todo en el metro porque es más estable y no te estás moviendo tu. Luego dije, pues soy capaz de leer mientras camino y lo he hecho todos mis años de mi carrera. Por si quieren saber JAMÁS me he caído ni me he chocado con nadie mientras leo y camino. Más bien puede que alguien me haya hablado y hayan pesando que los ignoré porque estaba leyendo xD

5. Leer y distraerme


Me pasa mucho últimamente que estoy leyendo muy tranquila (leo mucho de noche y antes de acostarme) y me llega una notificación de que uno de mis grupos de kpop ha subido algo o está haciendo video en vivo y dejo lo que estoy leyendo para ir a mirarlo. Y claro, mi lectura se reciente por eso porque puede que retome la lectura o me quede mirando el video. Aun así no me arrepiento de ello porque si lo que me apetece es mirar a mis idols haciendo el tonto pues es lo que quiero.

Y creo que son todos. ¿Tenemos algún parecido en nuestros malos hábitos? Yo desde que descubrí el kpop y los dramas asiáticos es que no he leído mucho... pero, como dije, jamás me arrepentiré de eso ¡Los leo!

Stan Hyungwon aka el rey de los memes