jueves, 21 de mayo de 2015

Lo bello y lo triste de Yasunari Kawabata

Lo bello y lo triste de Yasunari Kawabata
Editorial Emecé ~ 847386185X

Impulsado por la nostalgia, Oki Toshio decide viajar a Kyoto para oír sonar las campanas del templo en el Año Nuevo. Pero, además, quiere ver a Otoko, su antigua amante, ahora pintora. Todavía hermosa, Otoko vive con su protegida Keiko, una joven amoral, sensual y apasionada de apenas veinte años. Keiko desencadenará este cruel drama de amor, venganza y destrucción. Yasunari Kawabata, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1968, se ha consagrado como uno de los más distinguidos novelistas japoneses. A los setenta y dos años de edad, se quitó la vida sin dejar ninguna explicación.

Me voy a vengar

Escribir sobre literatura japonesa siempre me ha parecido un reto. A pesar de que es mi tercer libro del autor, de alguna manera siento que escribir sobre historias japonesas me queda grande, porque nunca podré explicar realmente la experiencia de acercarse a esta maravillosa cultura y menos llegar a comprenderla en su totalidad. Pero bueno, no se debe dejar de intentarlo así que voy de nuevo.

Oki Toshio es un escritor ya entrado en los cincuenta y un día decide viajar a Kyoto a pasar la velada de Año Nuevo escuchando las campanas que anuncian la medianoche. Pero además de esto, hay otro motivo. Oki desea reencontrarse con la pintora Otoko Ueno, una mujer con la que tuvo una relación amorosa cuando ella tenía dieciséis años y que no ha vuelto a ver desde entonces. Preso del recuerdo, Oki desea volver a verla, a pesar de que es casado y tiene dos hijos. Pero el reencuentro de Oki y Otoko se ve perturbado por la impulsiva y bella Keiko Sakami, alumna de pintura de Otoko y quien siente por su maestra un afecto que raya con la obsesión.

Kyoto
Cuando me puse a pensar en que quería decir "Lo bello y lo triste" que da título a la novela, solo puedo pensar en los dos conceptos y cómo se representan en la novela. Lo bello se ve reflejado, a mi juicio, en el amor imperturbable que siente Otoko por Oki a pesar de los años y el mal que le hizo; en los hermosos pasajes naturales y los maravillosos templos de Kyoto que describen en la novela y que Kawabata sabe retratar con tanto detalle; en el arte de Otoko, donde intenta evocar a su madre querida y fallecida por cáncer y los lugares que ve; y finalmente en la belleza pura y perversa de Keiko, una joven impulsiva que posee una imagen que embruja.

Pero lo triste también está en lo desgraciada que fue Otoko al separase de Oki por unas circunstancias muy difíciles; en la infelicidad de Fumiko, la esposa de Oki al enterarse de la aventura de su esposo con una jovencita; en el vacío que quedó en Oki al alejarse de su querida Otoko y pensar que es un amor que jamás volverá a sentir; y en la intenciones de Keiko, que en su amor ciego por Otoko desea vengarse de Oki a toda costa.


El trabajo de Yasunari Kawabata ya no me es extraño. Con dos novelas leídas me he dejado encantar por su obra y su afición a retratar ese Japón antiguo, que aunque sus obras datan de mitad del siglo XX, se enfocan en hablar de ese país del sol naciente que se ha quedado estancado en el tiempo por sus lugares emblemáticos y sus tradiciones que se resisten a desaparecer. Ese ambiente de Japón clásico se ve impregnado y muy claro en sus obras. No sólo en la forma de describir las maravillas naturales de Kyoto sino también en la pintura, y lo hace de una bella manera, hablando del espíritu del arte clásico japonés a través de los pensamientos de Otoko.

Esta novela es muy corta y muy intensa, donde el amor y la venganza son el hilo conductor de las acciones de los personajes. A través de los dos tipos de amor, uno que yace en el recuerdo de dos personas que a pesar de todo no han dejado de quererse y un amor vigoroso y enloquecido que acompañado de una devoción intensa lo que hará es destruir todo a su paso. Sin duda la forma de narrar de Kabawata es maravillosa y detallista, y sabe retratar muy bien la condición psicológica de los personajes y sus motivaciones. Posee una soltura y elegancia que es muy bella.

Siendo una novela tan corta, pocas cosas puedo decir sin adelantar algunos detalles, pero es de las novelas que cuando lees el final tienes que pensar un poco para que te acabe de cuajar. Algo repentino para mi gusto y bueno, creo que con el tiempo la sensación es distinta y todo cobra mucho sentido. Pero eso no desmerita que sea otra de las novelas de Kawabata que vale mucho la pena leer. Recomendada.

17 comentarios:

Luis dijo... [Responder]

Pues yo de Kawabata solamente he leído "La casa de las bellas durmientes", que me gustó bastante. Ya me he apuntado varios de sus libros. Gracias por la reseña ;).

Hache C. dijo... [Responder]

No he leído nada de kawabata, de hecho soy bastante ignorando en cuanto a lit. japonesa se refiere, a ver si me pongo las pilas. Este, con lo cortito que es, puede ser un buen comienzo, así que me lo llevo, a ver si me gusta. Besos!

Rode Friedler dijo... [Responder]

Me han hablado maravillas del autor, pero todavía no he tenido la oportunidad de leerlo. Me apunto esta obra sin duda alguna, aunque eso de que el final sea precipitado, me echa un poco para atrás.
Un beso ♥

Isa-janis dijo... [Responder]

¡Hola!
Creo que te lo comenté por twitter, pero según el chico que lleva el ciclo de literatura oriental en la librería, Kawabata dejaba de escribir cuando se cansaba. Por eso ese final tan abrupto (y también me lo pareció el de País de nieve xD).
Me gusta como has retratado las dos caras del título, porque es un concepto que a la vez habla de la belleza y la tristeza en una misma cosa, como fusionados.
Es un libro muy interesante con muchas lecturas. De los que, como tu dices, te dejan pensando.

¡Un beso! :)
P.D: Guardaré la reseña con cariño xD.

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Entiendo lo que quieres decir con que es difícil hablar de la literatura japonesa. Pero hay que contar también con el "otro", los que te leemos y hemos leído a autores japoneses, ponemos de nuestra parte en ese entendimiento :) Y además, lo has hecho muy bien.

A veces es necesario, al terminar una lectura, darse ese tiempo para que "cuaje", y es verdad, no resta mérito al libro. Al contrario, a veces lo añade.

No me he estrenado todavía con Kawabata, todo se andará.

Un abrazo

Mona Lisa dijo... [Responder]

¡Hola! Leí este libro juntamente con Isa-janis y bueno, decirte que coincido totalmente contigo. Kawabata tiene una manera única de describir las cosas y en este libro me llegó a transmitir muchas cosas más que no en "País de nieve" pero aún así me gustó mucho.
Creo que lo que más me gusto fue que en esta ocasión los personajes eran más profundos.
Un beso y gracias por la reseña. Las fotos son preciosas.

Alejandra Hernández dijo... [Responder]

Había visto el libro en el blog de Isa y me llamo mucho la atención, más allá de la bonita portada, el título de la novela.

Como he dicho, la literatura japonesa es muchas veces hecha a un lado cuando tiene cosas muy buenas por ofrecer. En mi caso, aunque conozco un poco de la cultura gracias a mi hermanita que le gusta más, no he tenido la oportunidad de leer algo de ellos pero estoy segura que en algún momento lo haré. Este me ha gustado más después de ver tu reseña (que por cierto, siento que te ha quedado con una mezcla de nostálgica y romántica JAJAJA me ha dado esa sensación) así que lo voy a anotar y me iré a buscar más del autor porque no me pasó desapercibido que la última línea de la sinopsis :)

Te mando un saludo enorme, Nina<3

Centinela dijo... [Responder]

Tengo unas ganas tremendas de leer a este señor ya, todo por culpa de tus reseñas. Bueno, gracias por esta nueva recomendación, me lo anotaré a ver si algún día cae... :'(

¡Saludos Nina!

Mangrii dijo... [Responder]

Hola :) La verdad es que es dificil reseñar este libro, yo trate de dar una opinión en mi sección oriental y me costo, porque lo que transmite este libro pocos lo hacen, y el autor me encanta. Un besin^^

Abracalibro dijo... [Responder]

¡Hola!
La verdad es que me parece un libro muy interesante. Lo apunto para darle una oportunidad.
Gracias por la reseña. Es estupenda.
¡Nos leemos! :)

Carla dijo... [Responder]

Tuve unas impresiones parecidas a las tuyas cuando terminé de leer este libro, aunque la historia no me gustó tanto como a ti. Los personajes y sus diálogos no me terminaron de remover nada por dentro, pero es obvio que Kawabata sabía escribir.
De los autores japoneses que he leído hasta ahora, el único que hasta el momento me ha sabido convencer al cien por cien es Murakami. Tal vez porque fue al primero que leí y me impactó esa forma de narrar. Seguiré probando con más autores japoneses, a ver qué tal.
Un beso.

Yahira potter dijo... [Responder]

Gracias por la reseña
Tienes un premio en mi blog
un beso

Mientras Leo dijo... [Responder]

Me encanta este libro, es cierto lo que comentas del final pero a mi me parece el broche perfecto para dejar al lector quieto ante sus páginas, sin prisa por coger otro libro
Besos

Karou! dijo... [Responder]

Quiero mucho leer más libros de literatura japonesa, estoy haciendo una lista para poder ir adquiriendo poco a poco algunos títulos que me llaman mucho. Así que gracias por descubrirme este.
Besos.

María Fernanda dijo... [Responder]

Tengo un sinfín de autores nipones que quiero conocer, este ya lleva un buen tiempo allí. A ver si me saco la espinita pronto. Por otro lado, ¡el día del libro me compré El lector! Estaba a algo de 3 US y recordé que había sido tu libro favorito del 2014 ♥

Rocío Gómez Campos dijo... [Responder]

Tengo muchas ganas de probar al autor, pero sobre todo este libro, tiene algo que me atrae, así que en cualquier momento le daré una oportunidad.

Besooss!!

Carmen Forján dijo... [Responder]

Muchísimas gracias por esta reseña. Me lo apunto sin dudar; de literatura japonesa he de reconocer que no ando muy ducha pero lo poco que he leido me ha gustado mucho.
Besines, Nina!