martes, 29 de julio de 2014

Metafísica de los tubos de Amélie Nothomb

Metafísica de los tubos de Amélie Nothomb
Editorial Anagrama ~ 9788433977199

Metafísica de los tubos cuenta los primeros tres años de vida de un ser obsesionado por el agua que, disconforme con su entorno, adopta la inerte forma de tubo como condición existencial. Con la crueldad, el realismo y el peculiar humor al que nos tiene acostumbrados, Amélie Nothomb rememora, a través de una narración que combina filosofía y fontanería, episodios de su infancia japonesa, transcurrida en Osaka. Metafísica de los tubos constituye uno de los relatos más autobiográficos de la autora que, al igual que en la inolvidable y aplaudida Estupor y temblores, que fue galardonada con el Grand Prix de la Academia Francesa, construye aquí una trama original, de poética anfibia, que vuelve a deslumbrarnos con fogonazos de humor descarnado e impactante.

La vida de un tubo

Sinopsis acortada por ser nido asesino de spoilers. Los que me siguen desde los inicios del blog, saben que cuando cogí por primera vez un libro de Amélie Nothomb fue amor, puro amor. Esta mujer es de las autoras más originales que he leído, en el sentido que sus escritos autobiográficos demuestran su estilo tan hilarante y refinado y muestran su particular visión del mundo. Particularmente, en esta cortísima novela (no tiene más de 140 páginas) conoceremos los primeros momentos de un ser nacido para gobernar.

En 1967 en Kobe, Japón en el seno de una familia belga nació un ser que desde que cuando salió del viente de su madre parece muerto en vida, no reaccionaba ni menos lloraba. Pero se notaba que esta vivo, porque mantenía sus grandes ojos abiertos, fijos al frente y se le oía respirar, pero muy lentamente. Esta inusual criatura decidió adoptar una vida bastante particular: basándose en que Dios le gusta ser Dios y es un ser eterno, tiene una clarísima condición de tubo. Nada le afecta y todo pasa a través de él. Entre esto y otras cavilaciones, nuestro ser adopta una forma de vida de un tubo y es su filosofía de vida durante sus primeros años de vida, hasta que algo claramente pasa.

¿Un poco extraño verdad? pero es algo común en el mundo de Amélie Nothomb. Este libro nos cuenta los primeros 3 años de vida de la autora, algo recurrente en sus obras, donde ya nos contó un espectro más amplio en Biografía del hambre (libro que recomiendo a ojo cerrado). Sus primeros años de vida en Japón son un paseo por momentos bizarros, donde la extrañeza de la vida del ser se combina con la estupefacción de sus padres y por los delirios de grandeza que la niñita-tubo y su amor por el agua.

Algo clave para que te guste la novela es entender que no es un libro donde reine la lógica. La forma de ver el mundo de mini-Amélie es muy particular y claramente hay unos momentos que no paras de reír. Para más señas, las carpas y la alcantarilla me pudieron y no paré de reír. Combinando eso y que este es mi cuarto libro de la autora y que aún me faltan un par de obras suyas. Considero que esta mujer es de las autoras más interesantes y divertidas que podemos encontrar actualmente y complemente atípicas a lo convencional. Insisto que desde que la descubrí es una delicia leer sus obras y sigo insistiendo que hay que leerlo algo suyo alguna vez.

12 comentarios:

Isa-janis dijo... [Responder]

Pues ahora mismo estoy leyendo uno de Nothomb y no me está gustando mucho. Me enamoré de Ni de Eva ni de Adán, y también de Estupor y temblores, así que cogí Biografía del hambre con muchas ganas y no me está convenciendo tanto. Me han hablado muy bien de Metafísica de tubos y después de este y de El sabotaje amoroso (otro que tengo pendiente), creo que me lo leeré. A ver si me convencen como los dos primeros.

Gracias por la reseña :)

Bam dijo... [Responder]

Tal vez por el título me daría miedo y no me generaría ganas de leerlo, pero con la reseña, es lo contrario, porque me dan ganas de leerlo n.n
Besos!

Amanda Exposito dijo... [Responder]

Pues te tomo la palabra, habre de leer algo suyo, lo pintas genial asi que seguro que me animo.

Un beso.

Diego Marcapáginas dijo... [Responder]

Tiene pinta de estar gracioso y tiene que ser una paranoia leerlo. Me lo apunto!

Meli ^^ dijo... [Responder]

Me hiciste dar mucha curiosidad no solo por la historia sino por la autora en sí. Voy a apuntarmela porque algo me dice que va a encantarme!
Un beso

Mari dijo... [Responder]

Que libro más raro, me gusta jajaj posiblemente lo lea.

Lesincele dijo... [Responder]

La sinopsis es muy extraña....pero no me echa por ello para atrás ni un ápice! enamorada me he quedado.
Un beso!

Mientras Leo dijo... [Responder]

He leído varios libros de la autora con resultado desigual. Creo queme quedo con Ácido sulfúrico hasta el momento.
Este caerá
Besos

Christian Rey dijo... [Responder]

Pensaba que Murakami er aun autor sin fronteras pero veo que esta autora es increíble, la verdad quiero leer algo de ella y que sea de ese tipo.
Saludos

Tizire dijo... [Responder]

Tengo muchas ganas de estrenarme con la autora, aunque las diferentes reseñas de sus obras me confunden, pues no sé aún cual podría ser su obra cumbre, o al menos la ideal para iniciarse con ella. Tendré en cuenta esta que mencionas, aunque Estupor y temblores también me llama mucho. 1beso!

Lau Rhead dijo... [Responder]

Hola! Aunque la sinopsis me haya sorprendido un poco la historia no tiene mala pinta y me ha picado la curiosidad así que me la apunto. Gracias por la reseña, besos!

Nina dijo... [Responder]

Gracias a todos por pasar :) espero lo lean ^^