miércoles, 18 de julio de 2018

The gentleman's guide to vice and virtue (Montague Siblings #1) de Mackenzi Lee

The gentleman's guide to vice and virtue (Montague Siblings #1) 
Mackenzi Lee
9780062382801
Disponible en español
Editorial Katherine Tegen Books
Encuéntralo en Goodreads
Leído en inglés
Nivel: Medio/Avanzado

Aventuras por Europa

Esta novela fue unas de las más comentadas desde su publicación y la verdad es que me dio curiosidad ver de qué se trataba y el por qué de tanta emoción. Al final dejé pasar bastante tiempo para leerla y puedo ir diciendo que es una novela divertida, amena y entretenida.

Años 1700. Henry Montague, Monty para los amigos, ha sido expulsado del prestigioso colegio Eton en Inglaterra y ha estado viviendo en casa desde entonces. Como un ultimátum por su mal comportamiento, su padre ha decidido darle un año para que vaya de viaje por Europa y que al término de este regrese a casa y asuma su posición como corresponde. Pero Monty es todo un juerguista, que ama la bebida, los hombres y las mujeres. En este tour irá con su mejor amigo Percy, un joven birracial de clase alta, Felicity, su hermana, que irá a un colegio de señoritas en Francia y además estarán vigilados por el señor Lockwood, la especie de chaperona que eligió su padre para cuidarlo. Todo parece ir sobre ruedas, pero ¿qué puede salir mal?

Foto de Burak AYDIN. Crédito: Pexels

Tengo que decir que la novela inicia muy bien. Nos encontramos una narración en primera persona desde el punto de vista de Monty, en la que nos damos cuenta que es un personaje despreocupado, sarcástico y que no se toma en serio muchas cosas. Por supuesto, puede caer bastante mal porque peca de inmaduro y egocéntrico. Vamos conociendo también a Percy, su temperamento tranquilo y los prejuicios que sufre por tener rasgos negros, a Felicity, que no es solo una dama sino que también es una joven inteligente y recursiva. Y además Monty está muy enamorado de Percy, pero no sabe como actuar adecuadamente. Con todo esto empezamos el viaje por París, pero luego pasaremos por Marsella, Barcelona y hasta Venecia. Por supuesto los líos no tardan en aparecer.

Foto de Anastasiya Lobanovskaya. Crédito: Pexels

La novela tiene un tono desenfadado y la narración es divertida, amena y engancha fácilmente. Por eso se torna en una novela de aventuras y puedes leerte muchas páginas sin darte cuenta. Una cosa que me descolocó al principio es que está ambientada en el siglo XVIII pero como está en el espectro juvenil, su escritura no se corresponde con la época ni tampoco la forma de hablar con los personajes. Pero cuando entiendes esto se puede seguir leyendo sin problemas. Los personajes es que me han gustado pero no me han impresionado. Han tenido momentos unidimensionales pero luego podemos ir viendo que son más de lo que parecían, sobre todo el trío protagonista. Me ha gustado sobretodo la evolución de Monty y como va aprendiendo de sus errores.


Así mismo creo que la ambientación es más bien escasa para las ciudades y culturas que muestra (me pareció curioso que en algunas partes las dificultades para comunicarse parece que no existieran) y llegamos a un punto en el que la historia cambia mucho y se torna bastante forzada. Es decir, suceden muchas cosas, van cayendo una tras otra y luego hay una especie de misterio por resolver y me dio a impresión de estar viendo una película de aventuras tipo Indiana Jones. Eso me descolocó bastante. Si bien la autora tiene unas notas al final explicando mucho de lo histórico y verídico detrás de ambientación histórica, siento que pudo haber estado mejor utilizado.

Entonces llegamos a un final bonito pero algo inverosímil para mi gusto. Y por eso mi conflicto con lo positivo y negativo. Creo que me quedo con que es una historia amena y divertida, pero poco más. Hay una segunda parte, desde el punto de vista de Felicity que ya se ha publicado en inglés. Ya les contaré si llego a leerla.

1 comentario:

Ana Arcia dijo... [Responder]

Una amiga me prometió que esto era su mejor lectura del año y le creí. Pero como a ti, me dejó con un saborcito bueno pero no demasiado. Igual creo que es bastante inverosímil.