lunes, 5 de febrero de 2018

Como hice para deshacerme de mis libros

Creo que todo lector tiene un momento en la vida que se agobia cuando mira sus estanterías o simplemente mira tu lista de pendientes y se da cuenta que son demasiados. O que simplemente, se da cuenta que tiene demasiados libros y que no sabe que hará con ellos en un hipotético caso de tener que separarse de ellos.

Mi caso es este: Me he mudado muchas veces en los últimos años y la última vez que tuve que revisar las cajas de mis libros y acomodarlas en algún lugar (no tengo estanterías), me di cuenta que tenía demasiados libros y que seguramente no todos me gustaban ya. O que muchos ya no me apetecía conservarlos. Entonces fue cuando decidí revisar a conciencia mi estantería para sacar los libros que quería vender/regalar/donar.


Estuve investigando y donar en mi ciudad a bibliotecas no es nada fácil y te ponen muchas trabas. Entonces luego de insistir mucho y no tener respuesta positiva, decidí regalar y vender una gran selección de ellos. Lo que hice fue tomarme varios días y revisar a conciencia mis libros. Por eso voy a dar algunos tips que a mi me sirvieron a la hora de seleccionar y depurar mi biblioteca.

Criterios para deshacerte de libros


1) Llevan años sin leer
Esto fue algo que me motivó a sacar unos cuantos. Eran libros que llevaban literalmente AÑOS esperando a que yo los leyera. Y los miraba y sabía que no iba a encontrar el momento ni las ganas para leerlos. Porque los compré sin pensarlo mucho y al final no me interesaban tanto. Entonces sin dolor ni pena fueron saliendo.

2) Lo compraste sin pensarlo mucho
Lo que digo arriba. A veces compras libros porque están baratísimos o porque compras uno y te regalan otro por una promoción e igual lo guardas pensando que lo vas a leer. Pero nada más lejos de la realidad. En mi caso es que tiempo después dije ¿Por qué lo compré?. Con ese dinero pude haberme comprado algún chocolate o invertirlo en otro libro.

3) Le diste tres estrellas, te gustó mucho en un momento pero....
Esto ya es el tema de libros que ya has leído. Me puse a mirar mis libros y muchos de ellos no tenían un "algo" especial que me hiciera conservarlos. Eran libros que me habían gustado mucho o algunos eran bastante normalitos. Entonces me dije que realmente no tenía la necesidad de conservarlos porque en un futuro no pensaba releerlos o mirarlos con cariño y recomendarlos. Por eso decidí que se iban.


4) Tienes varias copias
Esto es un asunto que a muchos nos cuesta. Mis libros favoritos son los únicos de los que tendría una segunda copia y, en efecto, tengo dos copias de varios libros (Mi regla es copia en inglés y copia en español o en su idioma original según el caso). Pero hoy en día salen muchas ediciones nuevas de libros clásicos, ediciones de lujo y reediciones que nos hacen ojitos. Mi secreto para no volverme loca con ellas es que antes de comprar un libro en primer lugar, trato de escoger la edición que quiero conservar y no la que vea más barata. Porque se que es la que quiero y luego no querré comprarme otras veinte.

5) Renovación y cambio de ediciones
Esto fue importantísimo para mi depuración. Luego de que me impusiera la regla de leer todos los libros en su idioma original, tuve que revisar y sacar los libros que tenía sin leer en español pero que quería leer y tener en inglés. Entonces terminé sacando muchísimos libros en español. El segundo caso fueron libros que leí en español y me gustaron mucho, pero quería conservar finalmente en inglés. Se que esto implica comprarlos de nuevo en inglés, pero que se muchos no llegaré a hacerlo y serán solamente los que de verdad me nazca tenerlos porque son especiales para mí.

6) No comprar físico/esperar a ver que pasa
Esto sobre todo cuando compras literatura en español porque ya sabemos que las editoriales no dudan al dejar las sagas a medias y dejarte con la ilusión de tener la saga completa. Si tienes dudas, creo que es mejor leer el libro en ebook y así te salvas dolores de cabeza si el libro no era lo que tu pensabas, no te gustó nada o literalmente pasó el tiempo y la editorial decidió darle el hachazo y no terminar de publicar los demás libros.

Con todas estas reglas en mente y luego de varios días de elecciones, el año pasado saqué un estimado de más sesenta libros de mi estantería. Muchos fueron vendidos, otros regalados a amigos y familiares. Algunos siguen a la venta o listos para el intercambio, si alguien está interesado puede comunicarse conmigo :)

No me tienten con ediciones bonitas por favor

Con todo este proceso, lo que sentí al final fue tranquilidad. Porque fue como quitarme un pasado de malas decisiones en cuanto a la compra de libros. Porque no tengo los mismos criterios lectores de hace siete años y sinceramente me di cuenta que otras personas podían disfrutar de ellos y para mi bien personal, aligerar las cargas para futuras mudanzas.

Eso no quiere decir que he dejado de comprar libros. Sigo haciéndolo, pero con más conciencia y pensando bien en lo que elijo para luego no tener que deshacerme de ellos en el futuro. Me gustaría saber si estas recomendaciones les parecen útiles a la hora de revisar sus estantes :) 

13 comentarios:

SoySilvestre dijo... [Responder]

Muchas gracias por los consejos!!
Llevo mucho tiempo queriendo hacer limpieza de mis estanterías porque hay libros que ni sabía que tenía (y por lo tanto, con pocas probabilidades de ser leídos).
A ver si hago una selección y los vendo / donó / intercambio para así quedarme con aquellos que quiero leer o que son muy especiales.

escribemeunpocomas dijo... [Responder]

Soy consciente de que me tocará hacer limpieza de libros algún día, pero de momento no ha llegado el día. Estoy viendo que para hacer sitio a mis libros de la uni tendré que quitar los de mi infancia... y duele!! Pero bueno, ya veré lo que puedo hacer, y por supuesto, seguiré tus tips!! Un beso
Mo-

Con tinta y letras dijo... [Responder]

¡Hola!

Yo quiero deshacerme de muchos libros desde hace meses, libros que hace años me gustaban pero que pasado el tiempo ya no, al tener gustos distintos ahora. He intercambiado unos cuantos, incluso vendido, así que es una forma de conseguir libros nuevos y baratos.

¡Nos leemos!
Lua.

Narayani dijo... [Responder]

Buf, yo no soy capaz de hacer algo así; por el momento tengo sitio en las estanterías de casa, pero supongo que todo llegará. Cuando llegue el día supongo que haré algo parecido a lo que has hecho tú.

Besos!

Reich TheCure dijo... [Responder]

¡Hola!
Hay que tener mucha cabeza y fuerza de voluntad para llevar a cabo esta empresa, eh. Ay, hace unos meses lo intenté y solo me deshice de dos libros! Me cuesta la vida. Así que lo que estoy intentado es evitar comprar, ir a la biblioteca y pedir libros a mis amigos, para leerme de una vez todos los que tengo en mi habitación, que no son pocos.
De momento, lo llevo bien, aunque de vez en cuando entran libros, básicamente los regalos de navidad XD
¡Un saludo y muy buenos consejos!

María Gabriela Fernández dijo... [Responder]

¡Hola Nina! Tomaré en cuenta estas recomendaciones ya que en estos me encuentro en un momento de transición y estoy dejando ir muchos libros. Gracias por la entrada.

Arwen dijo... [Responder]

¡Holaaaaa!
Me encantó la idea de la entrada, la verdad que no se ven muchas así jeje. Yo la verdad es que no acumulo muchos libros. Compro, sí, pero si no me gustó lo suficiente lo que hago es regalarlo si conozco a alguien que lo va a disfrutar o bien venderlo (uso generalmente Mercadolibre) para recuperar algo del dinero y comprarme algo que sé que si voy a disfrutar. Entonces, nunca he llegado a tener taaantos libros para sacar, aunque a pesar de todo tengo varios ahí que están en transición jajaj, listos para irse.
Un beso grande, espero que andes bien! <3

Luis dijo... [Responder]

Muy útil la entrada, Nina :).

Yo el año pasado también decidí desprenderme de varios libros, y si bien la razón que me llevó a hacerlo en primer lugar fue meramente económica, ya luego me di cuenta de que en verdad no me nacía quedarme con los susodichos. Tal y como dices, me sentí liberado, feliz en cierta forma rara. Todavía me quedan varios por ahí, pero creo que el valor de dejarlos ir tiene que llegar por sí solo.

Donarlos acá en Bogotá también es mega complicado, aunque justo mientras escribo esto se me ocurrió que quizá donar algunos en bibliotecas de colegios pudiera ser más fácil. Habrá que averiguar.

Un saludo.

La Coneja de Papel dijo... [Responder]

AY LA CARA DEL PERRO SOY YO TOTALMENTE XDDDDDDDDDDDD

Me pasó justamente lo mismo que a ti: me agobié mucho y decidí regalar más de la mitad de mis libros. Todo esto pasó el verano pasado, cuando leí La magia del orden y decidí hacer un cambio radical en mi vida. Así que me deshice de un montón de cosas, no solo libros: ropa, decoración, papeles, etc. Dejé mi habitación casi vacía, ¡que me sobraba hasta sitio en la estantería! jajajaja
A ver, mis criterios para deshacerme de los libros fueron muy parecidos. Primero pensé en venderlos, pero tenía más de 150 libros en cajas y la tienda de segunda mano está a media hora en coche y no tengo coche jajaja Total, los regalé y los doné a la biblioteca, que en mi pueblo no ponen problemas nunca, aceptan lo que les des sin más.
Me ha llamado la atención el punto en el que hablas de "los libros de tres estrellas", porque ese también fue uno de mis criterios: me gustó, pero no tanto como para ocupar espacio en la librería, así que fuera, me dije. Creía que era la única que hacía esas cosas jajajaja
¡Nos leemos!

GABY dijo... [Responder]

Yo tuve que salir de todos mis libros el año pasado por mudarme de país, y mas o menos seguí las mismas reglas que explicas tu. Fui poco a poco para que el dolor no fuese tan grande jaja. Pero al final son objetos, lo que queda con nosotros son las historias. Espero comprar algún día mis favoritos nuevamente para tener mi colección, pero cuando ya tenga un lugar seguro de donde no me vuelva a mudar.

CalypK Jinx dijo... [Responder]

yo es que tengo un nivel de apego muy fuerte, así que bendita seas por poder salir de tus libros sin mucho rollo.

Eva Reads dijo... [Responder]

Gracias por las recomendaciones, yo tuve mi temporada de comprar impulsivamente,ahora ya he vendido casi todos y me he quedado con mis 40 favoritos ♡ los cuales releeo y acaricio muy seguido.

Ana Arcia dijo... [Responder]

Desde chamaquilla compré cuidadosamente mis libros y aun así tengo algunos que no he leído, así que como quiero armar un club de lectura en la uni en la que traajo, planeo prestarlos y luego donarlos o intercambiarlos.