lunes, 27 de marzo de 2017

We are the ants de Shaun David Hutchinson

We are the ants
Shaun David Hutchinson
9781481449632
No disponible en español
Editorial Simon Pulse
Encuentralo en Goodreads
Leído en inglés
Nivel: Medio


El botón

A finales de 2015 leí un libro de este autor en un momento duro de mi vida y resultó ser una lectura que coincidencialmente representaba lo que yo sentía en ese momento: dolor por la pérdida. Desde eso dije que sería su fan latina más incondicional y cuando supe de este nuevo libro de Shaun lo compré lo más pronto que pude. Lo leí meses después de comprado y me alegra confirmar lo que ya intuía: que este autor vale mucho la pena.

Henry Denton no es popular en el colegio ni nada parecido. Ni lo intenta, porque su vida es un cúmulo de problemas: sufre abducciones por unos extraterrestres que cada vez que lo sueltan lo abandonan sin ropa en alguna calle o jardín vecino. Su novio Jessie se suicidó y él no sabe por qué y su abuela está empezando a olvidar cosas por culpa del Alzheimer. Aparte, su padre lo abandonó hace años. Con tanto que lidiar, se ve aún más presionado cuando los extraterrestres (sluggers) le muestran un botón y una fecha, lo que significa que si quiere salvar la tierra debe presionarlo. Pero Henry no sabe qué hacer. ¿Vale la pena salvar a la humanidad?


Este libro combina muchas cosas pero lo hace saliendo muy bien parado. Inicia mostrando un problema central fantástico: ¿será verdad o no que los extraterrestres se llevan a Henry para experimentar con él? El pacto con el lector lo hace real y los demás son unos salidos que no le creen al chico y lo llaman Space boy (Chico del espacio). Segundo, una situación familiar complicada que se agrava con una abuela con un creciente alzheimer. Y tercero, el suicidio del novio de Henry , algo que él jamás vio venir y que trastocó profundamente su vida. Todo esto se junta con una premisa: presionar el botón o no. ¿Vale la pena salvar a un mundo tan dañado e infeliz?

Esta novela logra poner muchos temas en la mesa que afectan al protagonista de una forma trascendental. Por qué una persona aparentemente feliz termina con su vida, sin importarle los demás y el daño que va a causar. Henry no puede explicarse por qué su novio Jessie, con quien era tan feliz, decidió dejarlo de un día para otro. Y esa duda lo está atormentando. Para mitigar la tristeza, Henry está tonteando con Marcus, un muchacho rico y popular que no quiere que nadie sepa que está teniendo escarceos románticos con el chico loco del colegio. Por ser el chico del espacio, es víctima del abuso y las burlas de otros. Pero Henry no quiere recibir consejo ni le interesa. No quiere presionar el botón pero hay días que si quiere, a la par que imagina las varias formas en la que el mundo desaparecería.


El mundo está narrado desde el punto de vista de Henry y es una cuenta atrás por fechas, combinando ideas de cómo la tierra desaparecerá en un futuro cercano. La novela inicia contando la situación de Henry y como su vida es un carrusel de altas y bajas en las que sufre de abuso por parte de sus compañeros, se lo llevan los aliens y al mismo tiempo trata de entender por qué Jessie se suicidó y el distanciamiento con su amiga Audrey. Está todo muy bien tratado, porque la culpa y la duda de Henry no desaparece de la nada, es un proceso. La novela también muestra que la familia es importante en su vida aunque se pelee con su hermano y su madre y cómo el ambiente familiar puede irse arreglando o desarreglando como es normal en muchas (mi abuela tiene Alzheimer así que lo entiendo).

La narrativa es fluida y amena. Como ya constaté con su otro libro, me encanta como escribe Shaun. El nivel de inglés es bastante sencillo de seguir e incluso hay un par de referencias muy geniales en este libro: una a su libro anterior, The five stages; otra a Andrew Smith (otro autor que adoro), incluso mencionan a Doctor Who, entre otros detalles. 

Esta novela es una hermosa reflexión sobre el valor de la vida, las ganas de vivir y el futuro. Henry se hace tridimensional al igual que los personajes y al final uno puede llegar a pensar como él. ¿Vale la pena salvar un mundo lleno de cosas malas? ¿Que otros te odien y te hagan la vida imposible es para siempre? ¿Vale la pena vivir? El libro dice "La vida es una mierda". Pero como se llama el libro nos da muchas pistas: "Somos las hormigas y seguimos adelante". 

Me reafirmo con fan de Shaun y compraré todos sus libros sin excepción.

4 comentarios:

Jessie Carstairs dijo... [Responder]

Hola Nina :)
Nunca había escuchado ni visto nada de este autor, pero por lo que veo te ha impactado bastante. Tal vez más adelante le de una oportunidad. Gracias por la reseña.
Besoss

Irene R. dijo... [Responder]

También soy fan del autor. Este fue el primer libro suyo que leí y me gustó muchísimo. Fue de mis mejores lecturas del 2015. Luego leí The Five Stages y, aunque me rompió el corazón, se convirtió en uno de mis libros favoritos. Que genial que coincidamos con el amor a Shaun.❤

Saludos!

CalypK Jinx dijo... [Responder]

cuando leí el titulo del libro me quedé: ¿nina ya no había reseñado este libro??? luego caí en cuenta que es otro libro pero tiene un título parecido a uno que ya reseñaste de a s king, me lo anoto porque se ve que lo vale

Con tinta y letras dijo... [Responder]

¡Hola!

El otro día fui a mi librería favorita y vi este libro en la estantería, pero como no sabía mucho de él (solo había visto la portada varias veces) no me animé a comprarlo. No obstante, después de ésta reseña y de saber que el inglés es sencillo me lo compraré en inglés pronto :)

¡Gracias por la reseña!