martes, 19 de agosto de 2014

The book hangover: la resaca literaria

En nuestras idas y venidas lectoras, entre tantísimas lecturas en lo corrido del tiempo uno recuerda ciertos momentos. Uno de ellos es cuando un libro te impresiona tanto y te deja con una sensación tan profunda que simplemente no se pasa muy rápido.

A veces pasa que uno lee un libro que le ha gustado mucho así mucho. Pero en este caso es uno que te haya marcado de una manera especial. Tomémonos un momento para pensar y recordemos el libro o los libros con los que les haya sucedido algo así. A mi, personalmente no me pasa tan a menudo como quisiera, pero me ha pasado. Es como una sensación que es difícil de sacudirse de encima. Algo en la historia o en los personajes te dejó con una profunda sensación de impresión y si esto sucede al final de la historia, es mucho más difícil cerrar el libro y pasar a otra cosa. Es más, hay que reposar la cabeza (yo por ejemplo descanso un día entre un libro y otro) para que los asimiles.

Tu tE cayah y lÓ asiMiläH.

Voy a poner un ejemplo: El final de Cien años de soledad (reseña aquí). Seguramente a muchos no les parecerá que haya sido un gran libro y habrá otros que no lo hayan leído. Pero en mi caso particular, lo leí hace cuatro años y recuerdo que fue una lectura difícil que me costó un mes terminar: había partes un poco pesadas y eso no se puede negar, pero llegué a un momento en que yo no pude parar de leer. Como colombiana me siento influenciada por encontrar lugares comunes y muy cercanos, pero el libro es realmente un reflejo del pueblo latinoamericano. En fin, cuando llegué a las últimas páginas, cuando todo se resolvió de una manera descrestante, cuando encajé las pistas que no capté FUE IMPRESIONANTE. Y las últimas palabras de la novela son épicas. En fin, un novelón.


Tuve que descansar mi cabeza por varios días y no recuerdo una impresión más grande que esa hasta el día de hoy. Pero claro, me ha pasado más veces en más o menos grado de resaca y enumeraré algunos momentos impresionantes:
  • Cuando me enfrenté a los septuagésimos cuartos juegos del hambre y leí la muerte de un personaje muy especial.
  • El final destroza-almas de El resplandor de Stephen King. Ay mi pericardio.
  • La resolución del caso de A sangre fría.
  • El último diálogo de El coronel no tiene quién le escriba.
  • Cuando se le cumple el sueño a Sayuri en Memorias de una geisha. Ains.
  • El final de Las uvas de la ira. Demasiado para mi alma.
  • Lo que dice el prólogo de Lolita y releerlo luego de terminar la novela.
  • El ataque en La ladrona de libros. NO. WHY.
  • La recta final de La pregunta de sus ojos. MI VIDA AY.
  • El final de La maldición de Titián. OMG.
  • El padrino de Mario Puzo. POR QUÉ.
  • Los delirios de Lia de Frío. LÍA.
  • Lo que pasa en El exorcista. Yisus.
  • El final de Platero y yo. No puedo.
Y claro, está TORMENTA DE ESPADAS.


Yo durante la lectura de Tormeta de Espadas

Eso fue un breve resumen de varios momentos destrozavidas que me ha dejado la lectura. Y si, por eso digo que sufro de resaca literaria de vez en cuando.

¿Les ha pasado?

29 comentarios:

noemi dijo... [Responder]

Sí por supuesto, me ha pasado con sagas tipo Harry Potter, Crepúsculo, Los juegos del hambre, El corredor del laberinto...y algunas más que piensas...¿Y ahora qué leo que se aproxime a esto? Y te da bajón literario porque no lo encuentras...jeje

Saludos

Kitty Litter dijo... [Responder]

A mi me acaba de pasar eso con Tell The Wolves I'm Home, me ha llegado tanto que no quería coger otro libro porque sería como pasar página Y YO NO QUERÍA SUPERAR ESE LIBRO XDDDDD
No es algo que me pase muy a menudo pero cuando pasa aayyyyy :_

Un saludo <3

Cris Viviendo entre Páginas dijo... [Responder]

Terminé Tormenta de espadas hace unas semanas y todavía hay trozos de mi pobre corazón hechos añicos en el suelo, AY.

Francis dijo... [Responder]

Tus ejemplos son buenísimos¡¡¡ yo quedé en shock en alguno de los momentos que relatas¡¡genial entrada¡¡¡ nos leemos¡¡¡

Screwdriver dijo... [Responder]

Pues a mí me pasó con las ventajas de ser un marginado, creo que es la única vez que me ha pasado. Llegué a estar varios días con las canciones de la BSO en bucle y sin parar de llorar xD

Mary Kate J. dijo... [Responder]

Coincido contigo con respecto al dialogo final de "El coronel no tiene quien lo escriba". Mi hermana lo leyo y me lo hizo leer simplemente por ese final. Me dejo sin palabras y le estuve dando vueltas durante unos cuantos dias.
Saludos

Mel dijo... [Responder]

Hola!! Todavía no he leído A sangre fría pero la peli me encantó y el final fue aaagh!
El prólogo de Lolita es amor puro :)
El ataque de la ladrona me rompió el corazón y todavía no se ha recompuesto.
Sólo por lo que dices de los otros ya tengo ganas de leerlos, aunque por las expresiones que pones no sé si me encontraré finales bonitos o impactantes jajajaja
Un beso!

Bárbara dijo... [Responder]

No me digas nada, que todavía me da vueltas en la cabeza el final de 'Sueños de Dioses y Monstruos' y no consigo concentrarme con la lectura del 'El haiku'.
Esto de la resaca tan vez no me pase muy seguido, pero cuando ocurre, golpea con fuerza. Y de sólo recordar esas escenas que me marcaron evoco sensaciones muy intensas. Es asociar una emoción con un libro :)
¡Saludos!

Bam dijo... [Responder]

Ya había leído de esto y es muy cierto n.n
Besos!

SantitAh dijo... [Responder]

Hola Nina!
Oh Frío me dejó con resaca literaria zarpada!
Los juegos del hambre... creo que el que más em afectó fue Sinsajo.
La ladrona! Totalmente, me llovía la cara con ese libro.
Otros que me causaran eso pueden ser: Si no despierto de la Oliver, El último de la saga Summer de Jenny Han, TFIOS de John Green, Cuentame tus sueños de Sidney Sheldon, Dejad a los niños de John Saul (es el libro que más me traumó en la vida), Génesis de Bernard Beckett, Tuya de Claudia Oiñeiro.... y no sé me ocurre ninguno más ahora.

Que andes bien.

Juan Z dijo... [Responder]

Esperate nada más a que avances en la saga de Percy Jackson, y llegues al final de La Marca de Atenea. Es algo TERRIBLE, pero uno de los mejores finales que he leído. Me dejó en completo shock. Saludos :)

Isa-janis dijo... [Responder]

Me gusta el concepto de resaca literaria xD. Yo también lo uso, y ese tiempo que pasa entre que lees un libro que te deja marcado y empiezas otro lo llamo La ducha de la vergüenza (porque si no te tomas un tiempo y "te das una ducha" en este tipo de casos, es un insulto para el libro. Si, estoy mal xD).

Por desgracia soy tontaca y aún no he leído Cien años de soledad. Tengo que admitir que me da, a partes iguales, mucho respeto y mucha pereza. Me pasa con bastantes libros (Ulises, Los miserables, La divina comedia y este), pero debería perder esas tonterías y leerlo, lo sé.

Me pasó lo mismo con A sangre fría y con La ladrona de libros. Yo en este último ya estaba deshecha en lágrimas, pensando WHY?¿ WHY?
Y TORMENTA DE ESPADAS! ;__________;

Otro con el que no pude más fue Marina, de Carlos Ruiz Zafón. Me quedé abrazada al libro durante una media hora llorando y maldiciendo a Carlos xD.

Pero el que más me ha marcado, el que más me ha dejado destrozada, el que necesite varios días para reponerme, el rey de las resacas, es claramente 1984. Después de media hora mirando al vacío (al acabarlo, digo), no pude más que salir de casa, coger la bici y ir a correr por algún sitio a que me diera el aire. Dios, menuda resaca xD.

Me ha encantado la entrada. ¡UN beso!

Fadeta_arual dijo... [Responder]

Resaca literaria... me gusta :)
Pues a mí me ha pasado con algún libro pero no tantos... Lo que sí que me pasa es terminar un libro, una saga y decir... ¿y ahora qué? DECEPCIÓN :( Supongo que ésto, al menos para mi, es más frecuente.

¡¡ Nos leemos !!

Mar dijo... [Responder]

Lo que describes de Cien años de soledad es exactamente lo que me pasó a mi. A mitad del libro tuve que ir más despacio porque se me hacía pesado, pero en la recta final era imposible parar. Y ese final... Madre mía. Aún puedo recitar las últimas palabras, y hace bastantes años que lo leí. Son absolutamente geniales.

También coincido con El coronel no tiene quien le escriba.

Yo creo que los finales geniales es una constante en la literatura de García Márquez, al menos los que he leído.

Dess dijo... [Responder]

¡Claro que me ha pasado! Aunque mi memoria para estas cosas es muy frágil, pero te digo de unos con los que tuve resaca recientemente : La ladrona de libros :''''(, El gran lord :___( y La sombra del viento!♥

Diego Marcapáginas dijo... [Responder]

Tan mala es la resaca como el subidón literario jeje

Lesincele dijo... [Responder]

jajajaja genial la entrada! y cuanta razón...no pasa demasiadas veces...pero cuando ocurre ya no se nos olvidan!
Un beso!

Dark Heart dijo... [Responder]

La resaca literaria es lo peor. Porque sabes que ningún libro va a llenar el vacío que ha dejado la última lectura y, en mi caso, casi voy con prejuicios hacia el libro nuevo, preparándome para la decepción. En mi caso, incluso diría que la resaca literaria lleva tras de sí una sequía literaria, que es cuando no consigues que nada te vuelva a enganchar después de un final perfecto.

De hecho, creo que mi primera resaca literaria fue al terminar la trilogía de La Materia Oscura. Fue un momento de lágrimas y sobre todo, de dudas con un "¿y ahora, qué hago de mi vida?" Es más: después de acabar esa saga, no la he vuelto a tocar por miedo a descubrir que ahora, mayor y más sabia (???), me parecen malas novelas.

Añadiría que también existe lo contrario de las resacas literarias... que es cuando acabas un libro y te quedas tan fría que lo único que puedes hacer es ocultar al susodicho en la estantería y gritar: ¡Siguiente!

Penélope dijo... [Responder]

Me encantan tus reseñas. He estado leyendo varias y voy a leer Desayuno en Tiffany's gracias a tu reseña :')
Es que lo de Platero y yo es muy </3 me acuerdo cuando lo leí de pequeña me impresionó mucho.
Me quedo por tu blog, que me ha encantado! :D

Besos ;)

Yahira potter dijo... [Responder]

estoy como tu, llevo unos meses que apenas leo
un beso

Christian Rey dijo... [Responder]

Te entiendo hay libros que no son fáciles de superar, muchos de ellos por el final que no permite que el lector siga con su vida, me pasó con A Sangre Fría

Lau Rhead dijo... [Responder]

Hola! Me ha pasado con algunos libros a lo largo de mi vida lectora pero el más reciente fue el de la ladrona de libros, me marcó de una manera tan profunda que no quise saber nada de libros de esta temática en algún tiempo (de hecho, aún sigo igual).
Después de lo que has dicho de Cien años de soledad tengo ganas de releerlo, que lo dejé a medias precisamente porque había partes que se me hacían pesadas pero hace tiempo que tengo en mente volver a releer. Besos y gracias por compartir estas experiencias!

Luna Ticas dijo... [Responder]

Entré a tu blog porque me llamó mucho la atención el título de esta entrada. Pensé "estoy segura de que me gustará". ¡Y tuve razón!

Tengo tantos libros en mi cabeza y tantos momentos impresionantes que me han marcado, que aun no puedo recordar uno en particular... con excepción del que mencionaste tú al final, con Tormenta de Espadas.

Intentaré seguir pensando y puede que después los anote en un word por allí.

Te sigo!!!
Saludos,
Bubbles

Nina dijo... [Responder]

Gracias a todos por pasar ^^

Karou! dijo... [Responder]

Ay, estoy muy familiarizada con esto. Me pasó con varios de los que mencionas, Cien años de soledad, oh! el final me dejó muy mal.
La ladrona de libros me arruinó la vida.
El final de Lolita, el último párrafo, Jesús! yo ya me moría con eso xD También con algunos de Percy Jackson. El padrino, joder, como olvidarlo. Y otros ha sido un tipo de resaca diferente, una en la que me ha dejado tan feliz que sólo puedo pensar en ello, ejemplo: Cartas cruzadas, Vampire academy (al finalizar la saga completa) y actualmente Bloodlines, que me muero por el último libro pero a la vez el final del 5to. me dejó muy mal xDD Y hay otros pero no me acuerdo ahora mismo xDD

Besos.

Karou! dijo... [Responder]

Oh! no puedo olvidar los de Canción de hielo y fuego: Tormenta de espadas y Danza de dragones me dejaron con una gran resaca.
También Los miserables y Días de sangre y resplandor.

Fuego dijo... [Responder]

Uff! si te contara no acabaría... bueno sí, pero no xD A diferencia de ti la muerte de alguno de los de THG no fue muy impactante para mí porque sabía que tenían que morir XD
Buena entrada :D Saludos!

Bea Mendes dijo... [Responder]

A mí me ha pasado, que yo recuerde, con "Tenemos que hablar de Kevin" y "El silencio de los corderos".

Lula dijo... [Responder]

Entiendo completamente este sentimiento que decís y me pasó varias veces (después de hacer memoria me di cuenta de que me pasó más veces de las que recordaba en un principio, y que realmente tengo un lugar muy especial para ciertos libros en mi corazón). Los libros con los que viví esto fueron: Harry Potter y el Príncipe Mestizo, y consiguiente Las Reliquias de la Muerte,Las ventajas de ser invisible, El Jardín Olvidado de Kate Morton (mi libro favorito), Fahrenheit 451, Abzurdah de Cielo Latini (un libro que me llevó semanas lograr asimilar), y obviamente cuando terminé la saga de el Legado de Christopher Paolini. Esa saga me destruyó el alma pero completamente, y aseguro que no miento cuando digo que terminé de leerlo y estuve media hora abrazada al libro llorando *thumbs up*.
En este momento no recuerdo algún otro caso, pero algo me dice que debe haber un par más que estoy dejando de lado.
En fin, yo creo que no debe haber peor y mejor sensación que la resaca literaria!