viernes, 6 de mayo de 2011

Las tareas fantasma

En la vida real se estudia. Parece que muchos sólo tienen libros imaginarios en los que las tareas y trabajos sólo hacen "puff" y los profesores son meramente sombras que se mencionan en un párrafo. Hay padres que sólo se preocupen con qué chico de turno (puede ser ser sobrenatural o no) está saliendo su hijita, o en el peor de los casos, sólo existe un padre ausente que no viene corriendo sin quitarse la corbata o los tacones para revisar los cuadernos de su crío al pie de la letra.


También existe la que es tan excesivamente inteligente que nunca estudia, o en su defecto nunca tiene que hacer ningún trabajo porque ya aprobó todas las materias en su imaginación. O la que simplemente adora vivir en la biblioteca porque espera que le suceda algo megagenial:

"En otros tiempos jamás me habría atrevido a decirlo abiertamente, pero ya no me importa: soy por lo menos rara. Ninguna persona normal de diecisiete años pasaría las tardes supervisando la vieja biblioteca del instituto, ni estudiaría por voluntad propia en sus horas muertas" (Taibhse de Carolina Lozano)

No son normales, son superdotadas disfrazadas de estudiantes promedio que se infiltran en la escuela con su increíble historia de amor desconcertante. Bueno, no pedimos que nos hablen sobre qué punto algo les dio en su trabajo de química o si el profesor estapó una F en su trabajo de eslovaco, pero, al menos, habrá alguna que mencione en algún lado de su promedio de 350 páginas acerca de sus "estudios".

O, para más señas, que en el mundo literario juvenil todo el año son vacaciones. Ya quisieramos nosotros.

7 comentarios:

Claudia S. dijo... [Responder]

Seee, las tareas en los libros se hacen en un dos por tres para luego tener su historia de amor o de ficción, mientras que en la vida real, no hay tiempo de nada sino para hacer tareas... nunca habia pensado en ello, me gusto esta entrada :)
Besos!

Maider dijo... [Responder]

La verdad es que tienes razón...nunca se mencionan los trabajos o exámenes en los libros juveniles, como mucho muy de pasada. Y si les gusta leer se les trata de ratones de biblioteca...

Yo me pido lo de estar siempre de vacaciones ;)

Besos!!

Saru dijo... [Responder]

El único sitio donde he leído de una chica aplicada era en Hush,Hush, pero tanto que la chica daba como repelús xD podrían poner un intermedio?
Me parece fuerte que diga eso de la biblioteca... ú_u

Soycazadoradesombrasylibros dijo... [Responder]

para mi nunca son vacaciones:(incluso cuando estoy de viaje pienso a mi vuelta a la oficina ¿como estaran las cosas?me gustaria ser de esas heroinas que les gusta su trabajo y a mi me encanta leer;)

Lilith dijo... [Responder]

GRAN verdad pero te puedo decir uno en el que no es asi "La orquidea blanca"

¡Un saludo!

Lily dijo... [Responder]

Muy cierto.
Ojalá nuestras vidas fueran como en los libros... con tantas cosas que tienen que hacer, entre ellas salvar el mundo, es obvio que estudiar pase a un segundo plano, incluso a un tercero.. jejeje

Buena entrada.

Mandarina dijo... [Responder]

Pues yo sí veo los estudios, especialmente en los libros juveniles americanos, donde los protagonistas parece que viven en las taquillas y en las clases de biología xdd