sábado, 5 de febrero de 2011

Vida de Motel de Willy Vlautin


La suerte en Reno

Como si Tom Waits nos susurrara relatos apoyado en  la barra de un bar, Vida de Motel cuenta la historia de dos hermanos, Frank y Jerry Lee, que se echan a la carretera tratando de huir de un accidente de tránsito causado por uno de ellos. Con una enorme dosis de sentimiento y compasión, Willy Vlautin explora las vidas y las frustraciones de los dos hermanos —uno, narrador de historias nato; otro, aspirante a artista—, y trasmite a la perfección la sensación de opresión que sienten. ¿Les arrancará de su sopor la muerte del niño en el lamentable accidente o les hundirá aún más en la desolación? ¿Podrá Annie James, una chica de su pasado, ofrecerles una clase de redención, por exigua que sea? Vida de Motel es un debut entrañable y hermoso, y seguramente sea considerado un clásico de las novelas downbeat estadounidenses.

Para la lágrima eterna:

En el pequeño pueblo de Reno en Nevada, Estados Unidos, viven dos hermanos: Jerry Lee y Frank Flannigan. Jerry Lee es un hábil dibujante, aunque vive con una autoestima muy baja, debido a su pierna mutilada y ayudándose de una prótesis. Frank es un hábil contador de historias que con sus relatos trata de hacerle una vida mejor a su hermano, al tiempo que trabaja y apuesta ocasionalmente. Este dúo vive de bar en bar, de pensión en pensión, viviendo de trabajos mediocres y juegos de azar y apuestas. ¿La razón de su constante miseria? Su padre era un ludópata, que es una persona adicta a los juegos de azar y los abandonó de niños; y su madre enfermó gravemente y murió dejándolos solos cuando eran adolescentes. Los chicos, desubicados, dilapidaron todo lo que le su madre les dejó y se dedicaron a subsistir con trabajos ocasionales para alquilar habitaciones en moteles de mala muerte, y sólo alimentándose de cerveza y comida chatarra. Asi era su día a día hasta...

...Que un desafortunado día Jerry Lee atropelló por accidente a un chico en una noche oscura y nevada. Asustado y temiendo lo peor, pide la ayuda de su hermano que se encuentra más borracho que nunca y juntos deciden abandonar el cadáver en la entrada del hospital del pueblo y huir en su destartalado coche hacia un destino que ni siquiera tienen definido. En el camino hacia la nada, miles de recuerdos y experiencias atravesarán sus cabezas, dándonos a conocer la historia de sus vidas. También aparecerá una chica de su pasado, Annie James, que tal vez pueda darle algo de luz a su futuro incierto...

●  ●

Hacia algún lugar...

Si tuviera que definir este libro sería en una sola palabra: Triste. Este libro cuenta una historia dura, de esas que uno creería que sólo a pocas personas pueden sucederle en la vida real. Rodeados por un pueblo lleno de moteles, pensiones, casinos y demás entretenciones, el entorno es desolador y lo único que se observa son personas estancadas en sus propias vidas. Entre tantos de éstos, dos hermanos son los protagonistas: Frank y Jerry Lee. Dos personas muy parecidas en sí, dos personas con una mentalidad pesimista y cerrada en la que siempre reina la desesperanza. Frank se encargará de animar a su hermano con sus innumerables historias sobre ricos, nativos y piratas y Jerry por su parte, dibuja cada lugar que se encuentran en su camino y retratando cada cierto tiempo a Marge, la mujer ficticia que usa como musa. Así, huyendo del espantoso accidente y temiendo ser arrestados, los dos escapan hasta donde la carretera los lleve, lejos de todo.
Mala suerte; la sufren muchas personas a diario. Es una de las pocas certezas absolutas. Siempre está al acecho; sencillamente, siempre está esperando. Lo peor, lo que más me asusta, es que nunca sabré quién ni cuándo se la va a encontrar. Pero aquella mañana, al ver los brazos helados del chico en el asiento trasero del auto, supe que la mala suerte nos había encontrado a mi hermano y a mí. Y nosotros la cogimos y nos atamos los pies con ella, como si los hubiésemos hundido en cemento fresco.
Frank es quien nos narra todo lo que sucede en esta aventura por las carreteras de Nevada. Es testigo de cómo su hermano va sucumbiendo a la desesperación y la culpa. Las cervezas, el constante frío y el desasosiego serán los compañeros permanentes de estos chicos durante su travesía hacia algo que desconocen pero les gustaría alcanzar: un futuro promisorio y una esperanza de vivir por más remota que fuera. En el camino encontrarán personas de su pasado: como Earl Hurley, dueño de un consesionario de autos segunda mano, amigo de Frank desde hace algún tiempo y que se preocupa por él y su  hermano, y también Annie James, una chica que fue parte de la vida de Frank y aparece como enviada del cielo para apaciguar un poco la soledad que los dos sufren. Un camino que los dos chicos intentarán recorrer juntos, al son de las canciones de Willie Nelson, tratando de permanecer unidos ante las adversidades y así poder evitar la mala suerte que parece haberse ceñido sobre ellos para no dejarlos escapar.

Este libro se me hizo muy ligero, además de que es muy cortito. Las páginas pasaban sin darme cuenta y me sentí muy identificada con los personajes, sus miedos, sus pensamientos y todo lo que les sucedía. En general la historia es lineal, y peca en algunas partes por hacerse algo poco profunda pero en general deja un buen sabor de boca. Me gustó especialmente que al inicio de los capítulos habían pequeños dibujos de los lugares de Reno o dónde transcurrirían algunas escenas del capítulo a empezar, muy bonito y acertado. Cabe notar que el autor es vocalista y compositor de la banda Richmond Fontaine y ésta es su primera novelaUna historia que me hizo soltar más de una lagrimilla y que merece mucho la pena. 

●  ●
| Vida de Motel | The Motel Life | Willy Vlautin | Editorial La Otra Orilla | 9789584506900 | Año 2008| 
●  ●

PD: El libro está descatalogado en La Casa del Libro (España), una verdadera pena. Pero tal vez buscando bien se puede encontrar.  En Colombia se consigue en la Libreria Norma Online.

7 comentarios:

Joe dijo... [Responder]

Es una lástima que la novela este descatalogada, porque pinta genial :( Te sigo!^^

Por cierto, te importaría darle al me gusta en mi comentario? Me harías un favor enorme!

http://www.facebook.com/?ref=home#!/permalink.php?story_fbid=194007523958035&id=190970184261769&notif_t=like

Kyoko dijo... [Responder]

si, definitivamente es una pena que este descatalogado, toco buscarlo prestado. Kisses miss, feliz fin de semana.

Claudia S. dijo... [Responder]

Buuuu descatalogado??? Y yo que me emocione con tu reseña, porque es un libro diferente y que al parecer deja huella.
Besos!

Nina dijo... [Responder]

@Clau y Kyoko: Pues en La casa del libro de España está descatalogado T_T y en Colombia se consigue chicasss, en la Libreria Norma Online Asi que comprenlo!

Bookworm dijo... [Responder]

Pues este debió de ser sino el último, uno de los últimos libros que leí en 2009 y lo compré siguiendo una recomendación. Lo encontré sin problema en La Casa del libro de Vigo, pero es posible que ya esté descatalogado.
De todos modos, me lo recomendó un librero de Madrid que se llama Javier y que tiene un blog muy bueno donde recomienda los libros que va leyendo y desde luego hasta ahora conmigo ha acertado. Es posible que él sepa si se puede conseguir o no. Por si a alguien le interesa os dejo la dirección de su blog aquí.

El libro me duró un suspiro, me sorprendió y como tú, también me sentí identificada con algunos de los personajes en determinados momentos.

Soycazadoradesombrasylibros dijo... [Responder]

descatalogado??porque lo bueno siempre lo descatalogan¡¡¡U-U me hubiese gustado poder averiguar que luz les trae esa chica del pasado¡que cosas les pasan..despues del suceso con el chico...

Carol dijo... [Responder]

Tiene buena pinta, este tipo de novelas suele engancharme, y ya el paralelismo con To Waits me acaba de convencer, a ver si hay suerte y lo pesco en la biblioteca. Un abrazo